La violenta secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad y Carlos, amigo de la víctima, fue quien la compartió las imágenes. (Foto: Captura)
La violenta secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad y Carlos, amigo de la víctima, fue quien la compartió las imágenes. (Foto: Captura)

Un trabajador de una playa de estacionamiento en el Microcentro porteño, en Buenos Aires, fue dejado inconsciente por un joven argentino que desató toda su furia luego de encontrar su auto rayado. La agresión ocurrida el pasado 19 de noviembre quedó registrada en una cámara de seguridad y las autoridades ya están tomando cartas en el asunto.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

Tras recibir el golpe, la víctima de 66 años tuvo que ser llevado de emergencia al centro de salud de Flores donde se encuentra en “estado grave” por un coágulo de sangre en la cabeza producto de la caída.

El hecho ocurrió en un parqueo ubicado en la calle Moreno al 800 en pleno Microcentro porteño, a metros de la Avenida 9 de julio, en horas de la tarde, cuando el agresor de 20 años llegó hasta el lugar acompañado de su madre y sus hermanos, según .

La gresca empezó cuando la familia estaba por retirar su auto de la playa de estacionamiento y descubrió que su vehículo estaba rayado, provocando que los “afectados” reclamen de manera violenta contra el cajero que estaba atendiendo.

En su intento de calmar las cosas, el trabajador de 66 años se acercó a los clientes para ofrecerles una solución y terminó recibiendo un puñetazo en la zona maxilar e inmediatamente cayó al piso. Los médicos que atienden su caso informaron que “necesita estar neuromonitoreado”.

“Está en un estado de somnolencia, pero menos profundo que cuando llegó. Responde mucho más a los estímulos externos”, dijo Joan Vega, el médico que difundió el parte.

Un amigo de la víctima, de nombre Carlos, habló con TN para brindar mayores detalles sobre la agresión: “Mi amigo me contó que le gritaron barbaridades a su compañero por eso él decidió meterse en la discusión. A él también lo insultaron y le pidió por favor a la mujer que no le faltara el respeto. El chico de remera blanca es uno de los hijos, que se acercó y sin más le metió una piña”.

“Mi amigo hace varios años que trabaja en ese lugar y nunca sufrió un episodio de violencia como este. Se lo llevó una ambulancia y desde el viernes está internado. Le encontraron un coágulo en la cabeza. Le pido a Dios que se ponga bien por él y por su familia. Ya hizo la denuncia pero no sé en qué estado quedó la causa”, agregó.

El agresor fue identificado por la Justicia, pero todavía se desconoce si fue detenido.

VIDEO RECOMENDADO

Las cinco llamadas más escalofriantes al 911
Aquí te presentamos una recopilación de las llamadas más perturbadoras al 911 registradas en audio.