Belén San Román tomó su vida después que su expareja difundiera imágenes y videos íntimos. (Facebook)
Belén San Román tomó su vida después que su expareja difundiera imágenes y videos íntimos. (Facebook)

, una policía de la ciudad de Bragado decidió quitarse la vida luego de que su expareja viralizara fotos y vídeos íntimos. La joven de 26 años y madre de dos hijos agonizó cinco días y falleció en el hospital municipal de la ciudad.

MIRA: JOSSMERY TOLEDO: ATENTAN CONTRA SU INTIMIDAD AL PUBLICAR FOTOS Y VIDEOS ÍNTIMOS

A la agente policial, quien pertenecía al Comando de Patrullas Rural desde hace algunas semanas, le habían iniciado una investigación interna en el cuerpo policial tras conocer los videos y las imágenes íntimas que viralizó su expareja Tobías Villarruel, de 24 años, que utilizó para extorsionarla, según denunciaron los familiares de la víctima.

Esto motivó a Belén San Román a suicidarse. Antes de tomar su vida con su arma reglamentaria, envió mensajes a sus compañeros, que intentaron evitar el desenlace, pero la encontraron desvanecida en su casa y la trasladaron al Hospital Municipal San Luis, donde falleció cinco días después.

MIRA: AREQUIPA: CAPTURAN A SUJETO QUE CHANTAJEABA A JOVEN CON VIDEO ÍNTIMO

PADRES DE VÍCTIMA SE PRONUNCIAN EN REDES SOCIALES

“No le encuentro respuestas. Un dolor inmenso en el corazón, irreparable”, escribió Marcelo San Román, padre de Belén en su cuenta de Facebook. Además, agradeció al personal de terapia intensiva, a los médicos que la trataron, a los enfermeros y hasta al personal de recepción del centro de salud por intentar salvar la vida de su hija.

“Siempre recalco lo mismo. Mi hija era un ser de luz, querida por todo el mundo. Era una funcionaria policial excelente: los mismos jefes me lo dijeron. La única víctima es Belén. No importa lo que hizo en su vida privada o con quién lo hizo. Ella confió en alguien (...) Que quede claro que acá hay una víctima y es mi hija. Le pasó por confiar en alguien, ese fue el único error que cometió”, agregó.

El padre de Belén San Román contó que su hija estaba preparando el cumpleaños para uno de sus nietos. “Nunca imaginamos este desenlace. Nunca pensé que mi hija se fuera a quitar la vida. No me entra en la cabeza, no lo entiendo”, concluyó.

Por su parte, Graciela Álvarez, madre de la policía, escribió: “Tobías Villarruel de la ciudad de Chivilcoy, el que viralizó fotos y videos de mi hija, hostigándola y amenazándola, hizo que ella termine con su vida”.

Según informó La Razón de Chivilcoy, la expareja de la víctima está detenida en Bragado y fue condenado por el robo a un comercio de esa ciudad en 2018.

Durante la marcha organizada por el colectivo feminista Tamboras, junto con los papás y allegados de San Román, en el centro de Bragado el último domingo, se pidió justicia por la muerte de la joven.

Así, también se exigió el tratamiento de un proyecto de ley que proponga penar la difusión de material no consentido de desnudez, sexual o erótico (también conocido como ‘pornovenganza’, incluso obtenido con consentimiento de la víctima.