Choques callejeros entre campesinos cocaleros y policías dejaron este jueves seis heridos y 33 detenidos en Bolivia, en medio de una disputa entre labriegos por el control de un mercado que comercializa coca.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

La estatal Defensoría del Pueblo (DP) informó que los incidentes “han dejado cinco civiles y un policía heridos, 33 personas arrestadas y la afectación con gas lacrimógeno a niños” de casas cercanas al lugar de los hechos.

La DP explicó que desplegó a su personal a oficinas policiales y hospitales, donde recogió la información.

Acotó que de las “33 personas arrestadas, 24 son varones y nueve mujeres, una de ellas con un bebé de tres meses que fue liberada”.

Los conflictos tienen su origen en la disputa entre campesinos cocaleros de la región subandina de Yungas, al este y noreste de la ciudad de La Paz, por el control de un mercado de venta de hoja de coca, en un barrio de la ciudad de La Paz.

La ley permite la comercialización legal de la planta para infusión, mascado y rituales religiosos aymaras.

Un grupo que cuenta con el apoyo del gobierno tomó el lunes el control de las oficinas de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y desalojó a otro grupo que es opositor y que reclama la dirección de la entidad.

Este jueves, varias decenas de personas del grupo opositor intentaron retomar las dependencias de Adepcoca, resguardada por un fuerte contingente policial antimotines.

Los civiles primero realizaron una marcha por calles y luego rodearon las instalaciones de la oficina cocalera, para intentar ingresar, con el uso de piedras, palos, petardos y fulminantes de dinamita, constató la AFP.

Los uniformados repelieron el intento, haciendo uso de bombardas lacrimógenas. Los cocaleros se quejaron de que también sufrieron disparos de balas de goma.

El jefe departamental de la Policía, Augusto Russo, aseguró que “ellos [campesinos] inician la arremetida con dinamita”.

Todos los heridos fueron ingresados a hospitales locales.

Tras horas de violencia callejera, la tranquilidad reposó sobre el barrio de Villa Fátima, donde Adepcoca tiene sus oficinas.

El miércoles se reportaron otros choques entre policías y campesinos, en el mismo lugar, donde un periodista fue detenido y otro resultó herido, según denuncia de las organizaciones de la prensa. El informador fue liberado luego.

Fuente: AFP.

VIDEO RECOMENDADO

Luisito Comunica: ¿Qué ofrece el restaurante peruano del youtuber?
Estos son algunos de los platillos y bebidas que ofrece el restaurante de comida fusión peruana "Bolichera 21", del popular influencer mexicano Luisito comunica.