Brasil: Electricista viola, tortura y apuñala hasta la muerte a estudiante de medicina porque no le hizo caso | FOTOS

Joven de 29 años fue apuñalada más de 15 veces por agresor que abusó sexualmente de ella y la torturó hasta la muerte. Electricista es el principal sospechoso del crimen.

Estudiante de medicina asesinada en Brasil
Estudiante de medicina asesinada en Brasil
Estudiante de medicina asesinada en Brasil
Estudiante de medicina asesinada en Brasil
Estudiante de medicina asesinada en Brasil
Estudiante de medicina asesinada en Brasil

Una bella estudiante de medicina de nacionalidad brasileña fue brutalmente asesinada en la frontera con Paraguay, país donde residía y estudiaba desde hace varios años. El violador, que sería un electricista que días antes había realizado un trabajo en su vivienda, era un prófugo de la justicia al ser sindicado como el asesino de otra mujer en el 2012.

De acuerdo a informaciones de la policía de Paraguay, Erika de Lima Corte, que era hija del exalcalde de Pontal do Araguaia en Brasil, viajó hasta Paraguay para seguir la carrera de medicina. En este país habría conocido a su asesino, quien la había estado vigilando y esperado el momento en que la joven se encontraba sola para atacarla.

Es así, que la tarde del lunes y aprovechando que la víctima estaba sola en su casa llegó hasta ella y la asesinó de manera brutal. El cuerpo de Erika de Lima Corte presentaba golpes en el rostro y varias partes del cuerpo, además de 15 puñaladas.

La policía de Paraguay sostuvo que el asesino arrastró a la mujer por varias habitaciones de la casa. En una de ellas la habría violado, dejando su cuerpo abandonado con el rostro cubierto con un pañuelo.

El celular de la víctima y el cuchillo usado en el crimen fueron llevados por el asesino.

SOSPECHOSO YA HABÍA ASESINADO A UNA MUJER

Christopher Andrés Romero Irala es el nombre del sospechoso del crimen de Erika de Lima Corte. Este hombre ya había sido sindicado en el 2012 como el autor de la muerte de otra mujer a la que asesinó ingresando a su vivienda.

Cristina Benítez, propietaria de la vivienda donde alquilaba un departamento la joven asesinada, manifestó que Christopher Andrés Romero Irala siempre suele realizar los trabajos de electricidad en su vivienda y el día del asesinato de la estudiante de medicina este estuvo rondando la casa de la joven e inclusive había comprado un pote de helado de su tienda. Precisamente, el pote fue hallado en el lugar del crimen.

Ir a portada