La imagen de una manada de elefantes asiáticos descansando ha enternecido a las redes sociales. La instantánea fue tomada en las afueras de la ciudad de Kunming, en la provincia de Yunnan, .

Los elefantes, que se echaron a descansar en un bosque luego de que las fuertes lluvias ralentizaran su travesía, vienen recorriendo China durante unos 15 meses en un extraordinario viaje que los ha llevado a unos 500 km de distancia de su hábitat natural.

Las autoridades chinas han desplegado 14 drones y a unas 500 personas para monitorear de cerca la migración y mantener segura a la manada cerrando carreteras y tratando de conducir a los elefantes hacia el suroeste del país, según informó la cadena china CGTN.

Los paquidermos avanzan por campos, pueblos y ciudades en su camino hacia su “casa”, probablemente a la Reserva Natural Mengyangzi, en Xishuangbanna, también en la provincia de Yunnan, informó la .

En total son 15 elefantes en la manada, incluidas tres crías. Un macho se ha separado del grupo y actualmente se encuentra a unos 4 km del resto, según la Brigada de Bomberos Forestales de Yunnan.

Las autoridades redoblan esfuerzos por lograr que este viaje tenga éxito porque los intentos anteriores para devolver a los elefantes a su lugar de origen fracasaron.