Colombia: No quiso tener relaciones y su expareja le arrancó el cuero cabelludo delante de sus hijos | FOTOS

Habían terminado hace dos meses y mujer cometió el error de darle una oportunidad por sus hijos. Sujeto ya había intentado ahogarla en una ocasión. Podría ser condenado 35 años en Colombia.

Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer
Colombia: Arrancan cuero cabelludo a mujer

Darle una nueva oportunidad a su expareja fue el error que casi le costó la vida a una joven madre de 25 años, a quien el también padre de sus hijos le arrancó el cuero cabelludo y le profirió varios cortes en la cabeza. El hecho se registró en el mes de agosto en Barranquilla, Colombia.

Kenede Susana Vega Garizao (25) años, fue despertada por Armando José Castro Maldonado, quien horas antes le había pedido que ella y sus hijos se quedaran en la casa de su hermana para poder compartir unos momentos juntos, y le pidió tener relaciones sexuales. La mujer se negó en reiteradas ocasiones y esto enfureció al hombre.

Inmediatamente, Armando José Castro Maldonado se dirigió a la cocina y de ahí regresó con un cuchillo y atacó a Kenede Susana Vega Garizao, pero ella se defendió hasta que el hombre la echó al suelo y la tomó por el cabello y se lo arrancó a la fuerza.

"Yo no podía hacer nada, grité lo más que pude, pero él me tomó con mucha fuerza y me puso boca abajo. Sentía como que me estaba matando en presencia de mis hijos, temía lo peor, incluso lo único que esperaba era que no atacara a mis pequeños", dijo Kenede Susana Vega Garizao a la emisora.

Colombia

Agresor es líder de una barra brava en Barranquilla y puede afrontar 35 años de cárcel.

Agresor es líder de una barra brava en Barranquilla y puede afrontar 35 años de cárcel.

Kenede Susana Vega Garizao, tras dos meses de ser sometida a varias operaciones decidió contar la noche de terror que vivió con Castro Maldonado. La mujer dijo que llevó a sus tres hijos a la casa de la hermana de su expareja, para que pasaran el fin de semana donde su tía. A los días, cuando fue a recogerlos, el hombre le pidió que se quedara esa noche con los niños.

Ella accedió, pues al día siguiente se iría de viaje. La pareja había terminado hacia dos meses. Kenede Susana Vega Garizao, como la llamaban sus amigos, no soportaba los ataques de celos y las agresiones físicas a las que la sometía Castro Maldonado, quien era líder de la barra 'Los Kuervos' del equipo de fútbol Junior, de Barranquilla.

"En horas de la noche él me pidió estar con él, pero yo me negué. De inmediato él empezó a gritarme como loco, fue a la cocina tomó un cuchillo y se abalanzó sobre mí", relató la víctima a RCN Radio

Los gritos despertaron a la hermana del agresor, quien al verla ensangrentada llamó a una ambulancia y fue trasladada al Hospital Universidad del Norte. Presentaba cuatro heridas profundas en su cabeza, por las que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente varias veces.

Colombia

Mujer tuvo que someterse a varias operaciones.

Mujer tuvo que someterse a varias operaciones.

"Yo llegué al hospital, los médicos se preguntaban por qué yo estaba consciente tras haber perdido mucha sangre. Sin anestesia me volvieron a coser el cuero cabelludo. Yo sentía las punzadas, pero era la única forma. Al rato me desmayé del dolor", contó Kendi a RCN Radio.

SUFRIÓ VARIAS AGRESIONES

Kenede Susana Vega Garizao reveló que no era la primera vez que era atacada por Armando José Castro Maldonado, ya lo había hecho cuando la intentó ahogar en un tanque de agua ubicado en el patio de la casa que compartían. En esa ocasión la hermana del agresor también volvió a impedir una tragedia.

Armando José Castro Maldonado fue capturado por las autoridades y se enfrenta a una condena por intento de feminicidio.

"Ya han pasado dos meses del incidente. Mi cabeza aún me duele, tengo dificultades para dormir y me faltan dos cirugías para volver a la normalidad. El cabello me está creciendo poco a poco", expresó la mujer.

Ir a portada