El duque solicitó un funeral silencioso y privado, que podría tener lugar en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde el príncipe Harry se casó con Meghan Markle. (Foto: EFE)
El duque solicitó un funeral silencioso y privado, que podría tener lugar en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde el príncipe Harry se casó con Meghan Markle. (Foto: EFE)

La muerte del a la edad de 99 años en el Castillo de Windsor, verá días de luto público que se verán afectados por las regulaciones de ; sin embargo, el propio duque de Edimburgo ha sido citado diciendo que no quería alboroto después de su muerte.

MIRA: Líderes mundiales reaccionan a la muerte del duque de Edimburgo

En lugar de ser colocado en Westminster Hall, se espera que su cuerpo permanezca en el Palacio de Saint James, donde Diana, Princesa de Gales, fue velada durante varios días después de su muerte en 1997. No se esperan visitas públicas.

Se dice que los funerales serán 10 días después de su muerte, aproximadamente, y los integrantes de palacio afirmaron que la información se dará más adelante.

La Reina Isabel II tendrá un duelo de ocho días donde no hará ningún deber real público o privado, los asuntos de estado y leyes no recibirán consentimiento real por el mismo motivo. El periodo adicional de duelo será de un mes.

Tipo de funeral

Hay tres categorías de funerales reales. Un funeral de estado para las personas soberanas o de alto rango, incluidos Lord Nelson y Winston Churchill. Está el funeral ceremonial para aquellos miembros de la familia real con un alto rango militar, para la consorte del soberano y heredero al trono. Y en tercer lugar, un funeral familiar privado para todos los demás miembros de la Familia Real, sus cónyuges e hijos.

Se entiende que el duque solicitó el funeral más silencioso y privado, que podría tener lugar en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor, donde el príncipe Harry se casó con Meghan Markle.

Además de familiares y amigos, se espera que asistan los jefes de estado de la Commonwealth. En lugar de un entierro en la Abadía de Westminster, se dice que optó por los terrenos del Castillo de Windsor.

El 6 septiembre 1997, Diana de Gales fue enterrada en Althorp tras un multitudinario funeral en la Abadía de Westminster. (Foto: EFE)
El 6 septiembre 1997, Diana de Gales fue enterrada en Althorp tras un multitudinario funeral en la Abadía de Westminster. (Foto: EFE)

El COVID-19 y sus efectos sobre los planes de entierro

La pandemia de coronavirus tendrá un gran impacto en los planes cuidadosamente trazados para el funeral del duque de Edimburgo. Con las restricciones aún vigentes en medio del brote de COVID-19, los elementos públicos de la despedida final de la consorte de la reina no podrán tener lugar en su forma original.

Se dice que los organizadores están “desesperadamente ansiosos” por no organizar nada que atraiga reuniones masivas. Todavía se espera que el funeral del duque sea televisado y celebrado en la Capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor.

Desde el inicio de la pandemia, los planificadores han estado ocupados detrás de escena elaborando una estrategia de contingencia en caso de que el duque muriera durante la crisis del coronavirus, el peor escenario de eventos concurrentes importantes, un temor que se ha hecho realidad.

Se espera que los preparativos se centren en el Castillo de Windsor, sin la procesión militar en Londres ni ninguna procesión a través de Windsor.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR