Gávea es uno de los barrios más valorados de Río de Janeiro, situado entre el morro Dois Irmãos, la laguna Rodrigo de Freitas y el Jardín Botánico. Las hermosas vistas de las montañas icónicas de la capital carioca, incluida la visión privilegiada de la famosa Pedra da Gávea y el Cristo Redentor, fueron testigos del nacimiento del club que ahora compite por el título de la, el .

La sede de Flamengo fue fundada en 1895 como club de regatas y en 1911 se abrió el “departamento de deportes terrestres”, entre los cuales se incluyó al fútbol. En mayo de 1912, los jugadores de Flamenco salieron al campo y vencieron al equipo de Mangueira por 16-2, y ese mismo año ganaron su primer título como campeones cariocas.

En 1927, Flamengo fue elegido el club más querido, no solo del fútbol de la ciudad de Río sino de Brasil. El 14 de noviembre de 1931, por decreto municipal 3.686, se le otorgó al club el derecho de arrendar un terreno contiguo a la Lagoa Rodrigo de Freitas, donde construyó su primer estadio con vallas de madera.

El 28 de diciembre de 1933, el entonces presidente José Bastos Padilha pagó la tarifa de 497 contos de reis y Flamengo pudo comenzar los trabajos de construcción en el estadio que llevaría el nombre de su presidente, que tenía una capacidad de 6.000 espectadores en ese momento.

Flamengo tuvo muchos logros a lo largo de los años, pero uno de los más entrañables para sus fanáticos fue la “era Zico”: en 1974 el jugador se convirtió en miembro del club con el cual sumaría grandes éxitos. En 1980, ganó su primer Campeonato Brasileño y en 1981 ganó la Copa Mundial de Clubes, con un puntaje de 3-0 sobre Liverpool de Inglaterra.

Emplazada en una ubicación privilegiada de la zona sur de Río, la sede de Flamengo ocupa un área de 73,000 m2. Allí se encuentran las oficinas administrativas, la sala de trofeos, auditorio y la salas de reuniones. El Complejo Deportivo Gávea también cuenta con tres gimnasios, cuatro bares, un restaurante, siete canchas de tenis, un parque acuático con cinco piscinas, tienda y una amplia zona de ocio.

En la actualidad la sede de Gavea aún abriga al club de regatas donde entrenan la mayoría de sus atletas de las disciplinas de remo, natación, waterpolo, natación sincronizada, baloncesto, voleibol, gimnasia olímpica, judo, fútbol sala y tenis.

La historia del club es accesible a quienes quieran visitarlo en su paso por Río de Janeiro; allí los visitantes podrán conocer la estructura profesional del club, todas sus instalaciones, además de una exposición interactiva los hitos flamenguistas; una reconstrucción de la antigua apariencia de los vestuarios y el Salón de la Fama de sus mejores jugadores. Los boletos para hacer una visita guiada cuestan entre 25 y 30 reales (6-8 dólares, aproximadamente).

Junto a Fluminense, Vasco y Botafogo, Flamengo completa la tetralogía de equipos cariocas que están entre los más tradicionales de todo Brasil.

El estadio donde se clasificó Flamengo para la final de la Libertadores, el mítico Maracaná, es también una atractiva opción para visitar en Río: con una capacidad para 78.838 aficionados, el estadio Jornalista Mário Filho se inauguró en 1950. Es el estadio más grande de Brasil y alguna vez fue el mayor del mundo. En 2014 se sometió a una renovación para recibir la Copa del Mundo y actualmente es propiedad del gobierno del estado de Río de Janeiro.

Además de los títulos ya mencionados, Flamengo suma: 1 título de la Copa Libertadores de América; 1 título en la Copa Mercosur; 5 títulos en el Campeonato Brasileño; 35 títulos en el Campeonato Carioca; 21 títulos en la Copa Guanabara y 9 títulos de la Copa de Río.

TE PUEDE INTERESAR: