Pese a que la ONU le ha prohibido realizar casi cualquier actividad económica de manera internacional, Corea del Norte sigue buscando, como lo ha hecho desde hace años, desarrollarse como potencia nuclear. (AP).
Pese a que la ONU le ha prohibido realizar casi cualquier actividad económica de manera internacional, Corea del Norte sigue buscando, como lo ha hecho desde hace años, desarrollarse como potencia nuclear. (AP).

El documento confidencial que presentó la Organización de la Naciones Unidas (ONU) acusó al líder norcoreano, Kim Jong Un, de realizar operaciones en contra de casas de cambio de moneda virtual para pagar armas, instituciones financieras, entre otros y de esta manera mantener a flote la economía de

MIRA: Corea del Norte recibirá dos millones de vacunas de Astra Zeneca y la Universidad de Oxford

Un país de identidad anónima que es miembro actual de la ONU confirmó en los documentos secretos que estos hackers informáticos robaron activos virtuales por un valor estimado de US$ 316,4 millones entre 2019 y noviembre de 2020.

Los papeles confidenciales alegan que Corea del Norte sostuvo y mantuvo sus instalaciones donde almacena productos nucleares, así como se encargó de mejorar su material nuclear fértil e infraestructura y que sigue buscando mejoras de ese tipo en el extranjero.

Pese a que la ONU le ha prohibido realizar casi cualquier actividad económica de manera internacional, Corea del Norte sigue buscando, como lo ha hecho desde hace años, desarrollarse como potencia nuclear.

La declaraciones confidenciales de uno de los países pertenecientes a la ONU afirmaron que es probable que Corea del norte esté a punto de montar y mandar al exterior un misil nuclear.

Kim Jong Un cree que la adquisición de más energía nuclear evitará la intervención internacional en su país, donde más del 40% de la población está desnutrida y los ciudadanos son enviados regularmente a campos de trabajos forzados como castigo por infracciones menores.

Esta pobreza se ha visto extremadamente afectada por la llegada de la pandemia, lo que provocó que el país corte casi todos sus vínculos con el mundo exterior en 2020.

La decisión fue tomada por el Corea del Norte para evitar la llegada de casos de coronavirus, incluso cortaron el comercio con Beijing, quien era una de las fuentes principales en la economía del país.

Kim aseguró durante un reunión política realizada en mes pasado que su país se encuentra desarrollando nuevas armas nucleares.

El gobierno de Corea del Norte estaría trabajando en armas nucleares tácticas, misiles, ojivas y programas nucleares que les permitan ingresar a los sistemas de de defensa antimisiles y de esta manera disuadir a Estados Unidos, pese a las conversaciones que ambos países tuvieron cuando Donald Trump aún dirigía Washington.

Durante sus cuatro años en el cargo, el expresidente Donald Trump trató de reducir las tensiones llevando a cabo negociaciones con Kim, pero finalmente no llegaron a ningún acuerdo, ya que el régimen de Corea del Norte se negó a renunciar a su programa nuclear por completo.

Las tensiones entre Corea del Norte y los EE. UU. alcanzaron un nuevo pico en 2017, cuando Corea del Norte realizó una detonación de prueba de una supuesta ojiva termonuclear, que es un arma de destrucción masiva que forma parte de los misiles balísticos intercontinentales.

Además, probaron misiles balísticos intercontinentales con alcances para atacar el continente estadounidense.

No se tiene claro si el actual presidente de Estados Unidos, Joe Biden, continúe con estas conversaciones.

TE PUEDE INTERESAR