Es probable que el teletrabajo se mantenga en muchas áreas tras la pandemia. (Foto: EFE)
Es probable que el teletrabajo se mantenga en muchas áreas tras la pandemia. (Foto: EFE)

Es probable que el mundo laboral post-COVID-19 sea híbrido; es decir, una mezcla de trabajo presencial y remoto. Así lo señala un sondeo de tendencias laborales, realizado por , en el marco de la pandemia. Más de 30 mil personas en 31 países fueron encuestadas. Todo indica que el impacto de la ha cambiado la manera en que vemos el trabajo.

MIRA: Piratas informáticos: Estafas, robos y ciberdelincuencia con mensaje o un ‘clic’

Los resultados del sondeo se condensan en el informe ‘El siguiente paradigma es el trabajo híbrido: ¿estamos listos?’, que destaca la flexibilidad y la libertad como cuestiones altamente valoradas.

De acuerdo con este estudio, el 73% de los trabajadores encuestados quiere que continúen las opciones de trabajo remoto flexible. En este punto hay que destacar que las publicaciones de este tipo de empleo aumentaron cinco veces en LinkedIn.

Jared Spataro, vicepresidente corporativo de Microsoft 365, señaló que si una cosa es clara es que “ya no estamos atados a las nociones tradicionales del tiempo y el espacio cuando se trata de cómo, cuándo y dónde trabajamos”.

En su opinión, ello constituye “un gran cambio mental, que requerirá que los líderes y las organizaciones reexaminen y reconfiguren de manera fundamental su modelo de operaciones para alcanzar una flexibilidad extrema”.

Asimismo, la investigación indica que casi la mitad (41%) de la fuerza laboral global ha considerado dejar a su empleador este año, y 46% dice que es probable que se mude porque ahora puede trabajar de manera remota.

A tener en cuenta

En conclusión, el estudio llega a identificar una serie de tendencias que las empresas necesitan conocer. En primer lugar, el trabajo flexible llegó para quedarse. Segundo, los líderes no están en contacto con los empleados: necesitan un llamado de atención. Alrededor del 37% de la fuerza laboral global señaló que sus compañías demandaban demasiado de ellos. Por lo tanto, la alta productividad enmascara una fuerza laboral exhausta.

Además, el estudio notó que la llamada “Generación Z” —que comprende a quienes tienen entre 18 y 25 años— está teniendo problemas para lidiar con este nuevo mundo laboral. La encuesta reveló en ellos mayores niveles de desmotivación, más impacto del aislamiento (la mayoría son solteros y sienten la falta de contacto social) y carencia de medios financieros para crear su propio espacio de trabajo en casa.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR