Brasil, con sus 210 millones de habitantes, es el segundo país del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Estados Unidos, y el tercero con más casos, después de los norteamericanos e India. (Foto:  Michael DANTAS / AFP)
Brasil, con sus 210 millones de habitantes, es el segundo país del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Estados Unidos, y el tercero con más casos, después de los norteamericanos e India. (Foto: Michael DANTAS / AFP)

Brasil sobrepasó este martes los 450.000 muertos por coronavirus (COVID-19), tras contabilizar 2.173 fallecimientos en las últimas 24 horas, según el último boletín divulgado por el Ministerio de Salud.

El gigante latinoamericano también contabilizó 73.453 casos en el último día, por lo que el total de infecciones asciende a 16.194.209 desde el comienzo de la pandemia.

Los datos de hoy más que doblan los registrados la víspera (790 muertes y 37.498 casos), pero las autoridades han reiterado que los números son más bajos los fines de semana y los lunes debido a la falta de personal para procesar los datos, pero vuelven a subir los martes.

Brasil, con sus 210 millones de habitantes, es el segundo país del mundo con más muertes por COVID-19, por detrás de Estados Unidos, y el tercero con más casos, después de los norteamericanos e India.

La curva de contagios ha comenzado a subir en las últimas semanas, con una media en los últimos 7 días de 66.910 infecciones diarias, y las autoridades temen un aumento todavía mayor tras la identificación en Brasil de la variante india de la COVID-19, considerada como más transmisible.

La crisis sanitaria también podría complicarse debido al lento proceso de vacunación en el país, con tan solo el 10% de la población inmunizada con las dos dosis debido a la falta de antígenos disponibles.

La Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz) reinició hoy la fabricación del inmunizante desarrollado por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford tras la llegada el pasado sábado de un cargamento de IFA, el principal componente farmacológico de la vacuna, suficiente para el desarrollo de otras 12 millones de dosis.

La producción, sin embargo, continúa paralizada en el Instituto Butantan, responsable por la fabricación en suelo brasileño de la vacuna del laboratorio chino Sinovac y que este martes recibió 3.000 litros de insumos, equivalente a 5 millones de dosis.

Ambos inmunizantes, junto a Pfizer, son los únicos disponibles actualmente en el país.

La escasez de dosis de vacunas está bajo el punto de mira de una comisión parlamentaria que indaga las posibles negligencias cometidas por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro durante la pandemia.

Fuente: EFE