El expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, recibió este sábado la primera dosis de la vacuna china CoronaVac contra el e hizo un llamado a la población a evitar aglomeraciones en momentos que el país atraviesa una letal segunda ola de la pandemia.

Recibí la vacuna del (instituto) Butantan, la CoronaVac, es exactamente la que quería recibir. En 14 o hasta 28 días voy a tomar la segunda dosis. Podría estar mucho más feliz si hubiese vacunas para todo el mundo”, dijo Lula, de 75 años, en un video publicado en sus redes sociales tras recibir la inyección en Sao Bernardo do Campo (periferia de Sao Paulo).

El exmandatario izquierdista se inmunizó pocos días después de que arremetiera contra las “decisiones imbéciles” del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro (quien llegó a decir que no se iba a vacunar) en la gestión de la pandemia, que atraviesa su peor auge y deja más de 275.000 muertos en el país.

Creo que todas las personas que son obligadas a trabajar, que no tienen cómo quedarse en casa, deben recibir la vacuna y es obligación del gobierno garantizar las vacunas”, agregó el exsindicalista y fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

Lula afirmó que Brasil no tiene gobierno” durante una rueda de prensa el miércoles, en su retorno a la política dos días después de que un juez de la Suprema Corte anulara las condenas por corrupción en su contra, una decisión que le devolvió sus derechos políticos.

Desde el inicio de la pandemia, Bolsonaro desdeñó el uso de mascarillas, calificó al coronavirus de “gripecita”, promovió aglomeraciones y llegó a cuestionar la eficacia de las vacunas diciendo que podrían transformar a la gente en “un caimán”.

Creo que todos tenemos la obligación, la sociedad brasileña, de combatir a los negacionistas, de combatir a esas personas que no creen en la vacuna, que hablan bobadas (...) y debemos mostrar que solo hay una forma de librarse del coronavirus: tomando las vacunas” y “al mismo tiempo evitar aglomeraciones”, afirmó este sábado.

Tras la reaparición de Lula en la escena política brasileña, Bolsonaro participó en un acto oficial usando una mascarilla y se ha dedicado a defender la “seriedad y la responsabilidad del gobierno”.

Espero que esta vacuna dé el resultado que sueño, que el pueblo brasileño sueña. Porque todo lo que quiere el pueblo es tomar la vacuna para verse libre de ese monstruo llamado coronavirus”, dijo Lula.

El Supremo Tribunal Federal (STF) deberá pronunciarse en sesión plenaria sobre la reciente anulación de las condenas del expresidente Lula, según una decisión emitida el viernes por el juez Edson Fachin, quien pronunció el fallo favorable al líder de la izquierda.

Fachin tomó esa determinación al rechazar un recurso presentado por la Fiscalía General de la República (PGR) contra la anulación de las sentencias.

Fuente: AFP