Dinamarca, de 5,8 millones de personas, es uno de los países más punteros de Europa en la detección de variantes COVID-19. (Foto: Thibault Savary / AFP)
Dinamarca, de 5,8 millones de personas, es uno de los países más punteros de Europa en la detección de variantes COVID-19. (Foto: Thibault Savary / AFP)

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, anunció este jueves varias medidas para atajar la nueva ola de COVID-19, como el cierre de escuelas, limitaciones al ocio nocturno o el teletrabajo generalizado.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

El miércoles, las autoridades sanitarias registraron 6.629 casos de coronavirus en 24 horas. En una semana, el número de infecciones ha alcanzado máximos, 35.814 contagios, un 19% más que la semana anterior.

Las vacaciones escolares debían empezar el 17 de diciembre y terminar el 3 de enero pero los colegios cerrarán a partir del 15 de diciembre y no abrirán hasta el 6 de enero.

“Sabemos cuán importante es asistir a la escuela para el bienestar de los niños y jóvenes. Por eso, añadimos unos días a ambos lados de las vacaciones de Navidad, pero el plan es no imponer otro cierre largo”, declaró Frederiksen durante una rueda de prensa, mencionando unas “vacaciones prolongadas” y asegurando que desea “mantener la sociedad abierta tanto como sea posible”.

Además, a partir del 10 de diciembre, los bares y restaurantes, donde el uso de mascarilla vuelve a ser obligatorio, deberán cerrar a medianoche y la venta de alcohol estará prohibida después de esa hora.

El país, de 5,8 millones de personas, es uno de los más punteros de Europa en la detección de variantes y ha confirmado hasta la fecha 577 casos de ómicron, registrada por primera vez en su territorio el 22 de noviembre.

El 80% de las personas de más de 5 años están completamente vacunadas contra el COVID-19 y más de un millón de personas ha recibido una dosis de recuerdo.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

Italia: Sujeto intentó vacunarse contra el COVID-19 con un brazo falso de silicona
Un italiano de 50 años, quería obtener el pasaporte contra el COVID-19 sin vacunarse, intentó sin éxito que le inyectaran la vacuna en un falso brazo de silicona, informaron este viernes las autoridades locales. (Fuente: América TV)