El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró que todos los ciudadanos de su país deben aplicarse la vacuna contra el , y que no entiende a los que se la dan de “machos” y se niegan a inocularse.

En una entrevista difundida el miércoles por ABC News, Biden expresó que albergaba esperanzas de quitarle el tinte político al tema de las vacunas, y que le sorprende la gente que se niega a vacunarse.

Simplemente no entiendo a los que se la dan de machos y dicen: ‘no me voy a vacunar, soy estadounidense y tengo mi derecho, mi libertad a no vacunarme’”, declaró el mandatario.

¿Por qué no eres un patriota y proteges a tu comunidad?”, añadió.

Biden enfatizó que las tres vacunas aprobadas en Estados Unidos son inocuas y servirán para superar la pandemia. Además, dijo que lo que más cambió en su vida desde que vacunó en diciembre fue que ahora puede abrazar a sus nietos.

Estados Unidos alcanzó el último martes 29′545.555 casos confirmados del coronavirus y 536.826 fallecidos por la enfermedad de COVID-19, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

California es ahora el estado más golpeado por la pandemia con 56.727 muertos, seguido por Nueva York (49.110), Texas (46.651), Florida (32.449), Pensilvania (24.660), Nueva Jersey (23.966) e Illinois (23.236).

En lo que a vacunas se refiere, unos 72,1 millones de personas (un 21,7 % de la población) han recibido al menos una dosis, de las cuales 39 millones (11,8 %) están ya completamente inoculadas.

Con información de EFE y AP.