Esta foto tomada el 22 de febrero de 2020 muestra a una enfermera ajustando sus gafas en una unidad de cuidados intensivos que trata a pacientes con coronavirus en un hospital en Wuhan, en la provincia central de Hubei, China. (AFP / STR).
Esta foto tomada el 22 de febrero de 2020 muestra a una enfermera ajustando sus gafas en una unidad de cuidados intensivos que trata a pacientes con coronavirus en un hospital en Wuhan, en la provincia central de Hubei, China. (AFP / STR).

Este 1 de diciembre se cumple un año desde que el primer paciente concomenzó a mostrar los primeros síntomas de esta pandemia que a la actualidad ya tiene 63 personas infectadas, 40 millones recuperadas y más de 1 millón de muertes. El paciente cero fue anunciado en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia Hubei, ubicada en .

MIRA: COVID-19: Chile iniciará vacunación voluntaria y gratuita en primer trimestre de 2021

La pandemia en China fue controlada, según los informes del gobierno, en el mes de marzo del 2020, sin embargo, un informe marcado como “documento interno, mantenga la confidencialidad” de 117 páginas que recientemente obtuvo la CNN ha cambiado los datos que al principio confirmó China sobre el virus.

Según los datos recogidos en los documentos enumeran un total de 5918 casos nuevos detectados el 10 de febrero, más del doble del número público oficial de confirmados. Esta cifra mayor nunca se reveló por completo en ese momento, ya que el sistema de contabilidad de China pareció restar importancia a la gravedad del brote.

Desde un inicio el gobierno chino ha rechazado las acusaciones hechas por Estados Unidos y otros gobiernos occidentales sobre la supuesta información que ocultaban en relación con el virus, Aunque los documentos no proporcionan evidencia para confirmar estas acusaciones, pero revelan inconsistencias.

Ambos documentos muestran datos de un período entre octubre de 2019 y abril de este año.

La otra realidad

Los documentos muestran una amplia gama de datos en dos días específicos, el 10 de febrero y el 7 de marzo, que a menudo contradice lo que los funcionarios dijeron públicamente en ese momento.

El 10 de febrero, cuando China reportó 2478 nuevos casos confirmados en todo el país, los documentos muestran que Hubei en realidad circuló un total diferente de 5918 casos nuevos reportados.

El número interno se divide en subcategorías, lo que proporciona una idea del alcance completo de la metodología de diagnóstico de Hubei en ese momento. Los casos supuestamente confirmados son 2345, los casos diagnosticados clínicamente 1772 y los casos sospechosos 1796.

“Muchos de los casos sospechosos deberían haber sido incluidos con los casos confirmados”, dijo Huang, del Consejo de Relaciones Exteriores, quien revisó los documentos y encontró que eran auténticos.

Las cifras de muertes que figuran en los documentos revelan las discrepancias más marcadas. El 7 de marzo, el número total de muertos en Hubei desde el comienzo del brote era de 2986, pero en el informe interno figura como 3456, incluidas 2675 muertes confirmadas, 647 muertes “diagnosticadas clínicamente” y 126 casos de muerte “sospechosos”.

Aunque China nunca ha revelado el número total de casos de Covid-19 en 2019 según los documentos el número de “casos confirmados” y casos “diagnosticados clínicamente” parece llegar a alrededor de 200 en total. Los documentos no dan más detalles.

Hasta la fecha, el indicio más claro de cuántos casos se detectaron en 2019 son los 44 “casos de neumonía de etiología desconocida (causa desconocida)” que las autoridades chinas informaron a la OMS para el período de la pandemia hasta el 3 de enero de 2020.

Sistema de alerta obstaculizado

La falta de preparación se refleja en todos los documentos, secciones de los cuales son muy críticas en su evaluación interna del apoyo del gobierno a las operaciones del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Hubei.

El informe caracteriza al CDC de Hubei como con fondos insuficientes, sin el equipo de prueba adecuado y con personal desmotivado que a menudo se sentía ignorado en la vasta burocracia de China.

Los documentos incluyen una auditoría interna, que según el análisis forense se escribió en octubre de 2019, antes de que comenzara la pandemia.

Más de un mes antes de que se cree que han surgido los primeros casos, la revisión continúa instando a las autoridades sanitarias a “encontrar con rigor el eslabón débil en la labor de control de enfermedades, analizar activamente y subsanar las deficiencias”.

El informe interno de los CDC se queja de la falta de financiación operativa del gobierno provincial de Hubei y señala que el presupuesto de personal está un 29% por debajo de su objetivo anual.

Después del brote, los funcionarios chinos actuaron rápidamente para evaluar los problemas. Sin embargo, más de cuatro meses después de que se identificara por primera vez el virus, los principales problemas continuaron obstaculizando los esfuerzos de control de enfermedades en áreas clave, según muestran los documentos.

El informe también destaca el papel de los CDC en la investigación del brote inicial, y señala que el personal se vio limitado por los procesos oficiales y su experiencia no se utilizó por completo. En lugar de tomar la iniciativa, el informe sugiere que el personal de los CDC se resignó a completar “pasivamente” la tarea encomendada por los superiores.

Los funcionarios también se enfrentaron a una red de TI pesada y que no respondía, conocida como el Sistema de Notificación Directa de Enfermedades Infecciosas de China, según los medios estatales, instalada a un costo de 167 millones de dólares después del brote de SARS de 2003.

Gran brote del Covid-19

Los documentos también revelan un aumento de 20 veces no revelado en los casos de influenza registrados en una semana a principios de diciembre en la provincia de Hubei.

El pico, que se produjo en la semana que comenzó el 2 de diciembre, registró un aumento de los casos de aproximadamente 2.059% en comparación con la misma semana del año anterior, según los datos internos.

El brote de esa semana no se siente severamente solo en Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus, sino en las ciudades cercanas de Yichang, con 6135 casos, y Xianning, con 2148 casos. Wuhan fue el tercer lugar más afectado con 2032 casos nuevos esa semana.

TE PUEDE INTERESAR

TE PUEDE INTERESAR: