Anna Mercalli ha conmovido a toda uego de que se publicara una carta en el periódico “Corriere della Sera” a su padre que falleció por el nuevo pandemia que ya deja en el país europeo más de 4,000 muertos y 47,000 contagios.

El padre de Anna Mercalli, Luciano, tenía 76 años y era jefe de una empresa de la localidad de Vigevano que se encargaba a la producción de máquinas para la industria de calzados.

Nos escribió: ‘por favor no vengáis a verme. Soy inmortal, no puedo morir. Abrazos a todos’”, relata su hija dejando en evidencia la manera en que su padre trataba de proteger a toda su familia de este virus. “No soy capaz de encontrar la paz imaginándomelo solo, en esa cama, mientras se marchaba. ¿Habrá tenido miedo? ¿Habrá sufrido? ¿Lloraron sus hermosos ojos azules?”.

Mercalli dice que publicó esta carta de despedida para dejar por escrito lo que no pudo decirle a su padre antes de partir.

Panorama mundial del COVID-19, al 20 de marzo. (AFP)
Panorama mundial del COVID-19, al 20 de marzo. (AFP)

Hola papá. Muchos me dicen que cuando hablo de ti mis ojos se iluminan. Y solo puede ser de esta manera. Siempre has sido el hombre de mi vida, punto de referencia para cada acción, ejemplo a seguir, faro de existencia”, profundiza Anna Mercalli.

Mis hijas dibujaron un corazón en una hoja de papel y crearon una imagen con sus fotografías. Sé que las enfermeras lo pusieron en su mesita de noche, al menos podía verlo”, agrega la hija de Luciano. Incluso, explica que su padre estaba “aterrorizado” al enterarse que el virus atacaba a las personas de edad.

La mujer italiana también menciona en otra parte de la carta que su padre pasó 12 días en el hospital. "Lo observé mientras entraba en la ambulancia y luego nada más. Un adiós con la mano y se fue”.

No hay fábrica de zapatos en el mundo que no tenga una de las máquinas inventadas por él”, finaliza la misiva que fue publicada en el medio de Italia.

La carta termina con una cita de la novela “El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez: "... es la vida, más que la muerte, la que no tiene límites”.

Italia registró este viernes 627 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un récord que sitúa al país por encima de los 4,000 decesos.

El número total de muertes es de 4,032 y las infecciones ya llegan a 47,021. Italia representa ahora el 36.6% de todas las muertes en el planeta. La región de Lombardía, donde los hospitales están desbordados, sigue pagando el precio más alto, con 381 muertes más (2,549 en total).

En el país se han detectado casi 6,000 casos más, una cifra sin precedentes.

Con información de AFP