| Últimas noticias | El primer ministro japonés Shinzo Abe extendió hasta finales de mayo el estado de emergencia en el país por la pandemia de , luego de que responsables gubernamentales advirtiesen que era demasiado pronto para flexibilizar las restricciones.

“Extenderé hasta el 31 de mayo el periodo del estado de emergencia que declaré el 7 de abril. El área cubierta es todas las prefecturas de la nación”, dijo Abe tras una reunión para analizar la medida.

El 7 de abril, el primer ministro japonés instauró el estado de emergencia en Tokio y seis regiones más y luego lo extendió a todo el país.

El ministro a cargo de la lucha contra la epidemia, Yasutoshi Nishimura, había estimado que era demasiado pronto para poner fin a esa medida.

“El número de nuevos casos disminuyó pero desgraciadamente esto no ha alcanzado los niveles necesarios”, declaró Nishimura durante un reunión de un grupo de expertos que aconseja al gobierno. “El sector de la salud está bajo presión, necesitamos la cooperación de la población”, agregó.

El primer ministro dejó de todos modos la puerta abierta para que el estado de emergencia sea levantado antes de fin de mes luego de un revisión de la situación prevista alrededor del 14 de mayo en todas las regiones.

Japón: 3 lecciones que deja la segunda ola de contagios de coronavirus en la isla de Hokkaido

HOSPITALES BAJÓ PRESIÓN

El estado de emergencia en Japón es menos exigente que en algunos países de Europa y estados de Estados Unidos. Permite al gobierno exhortar a los habitantes a quedarse confinados y a cerrar comercios. En cambio no permite imponer restricciones a la circulación de las personas y no prevé ninguna sanción.

Japón, con 126 millones de habitantes, registra desde el comienzo de la pandemia más de 15 mil enfermos de coronavirus, de los cuales 510 fallecieron.

Las asociaciones de médicos advierten que los hospitales podrían verse dentro de poco desbordados por el avance de la pandemia.

El número de camas de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en Japón es de 6.500, cinco por cada 100.000 habitantes, menos de la mitad de la tasa de Italia, indicó la Sociedad Japonesa de Medicina Intensiva.

Se han tomado medidas para aliviar la presión sobre el sistema sanitario, como la instalación en hoteles de pacientes que sufren síntomas leves por el coronavirus.

El gobierno también anunció que aumentaba la capacidad de realizar tests, pero sigue siendo criticado por el número relativamente bajo de exámenes de detección, en particular por los criterios restrictivos que adopta.

VIDEOS RECOMENDADOS

Sacerdote de Villa María del Triunfo fue dado de alta | TROME
Hospital Hipólito Unanue colapsa y piden ayuda por decenas de muertos | TROME