La reina Isabel II celebrará su onomástico en total discreción la próxima semana, sin las tradicionales salvas de honor, que consideró “inapropiadas” por la pandemia de coronavirus.

El martes, la reina cumplirá 94. Cada año, por su aniversario, se dispara una salva de cañonazos en Hyde Park, en la Torre de Londres y en el parque real de Windsor, a unos 40 kilómetros al oeste de la capital.

Sin embargo, este año no será así, declaró una fuente del Palacio de Buckingham.

No habrá salvas de cañonazos. Su Majestad deseó que no se ponga en marcha ninguna medida especial para autorizar los cañonazos, pues no lo considera apropiado dadas las circunstancias actuales”, señaló la fuente.

El Palacio de Buckingham había anunciado previamente que este año tampoco tendrá lugar el desfile militar de “saludo a los colores”, que se organiza cada junio para celebrar de forma oficial el cumpleaños de la reina.

A causa de la epidemia, Isabel II se encuentra retirada junto a su esposo, el príncipe Felipe, en el castillo de Windsor. Con 93 y 98 años respectivamente, ambos forman parte de la población de riesgo frente al coronavirus.

Durante un excepcional discurso retransmitido por televisión durante la Pascua, la soberana pidió a sus súbditos que resistan a la pandemia y prometió que “vendrán días mejores”.

Fuente: AFP