Los estudios indican que la ruta aérea es un factor a considerar en los brotes anómalos del COVID-19. (Foto: AFP)
Los estudios indican que la ruta aérea es un factor a considerar en los brotes anómalos del COVID-19. (Foto: AFP)

La (OMS) instó a los gobiernos del mundo a incentivar a las personas mantener una distancia de 1,5 o 2 metros de distancia y de esta manera evitar o minimizar los contagios de; sin embargo, los estudios han cambiado.

MIRA: OMS da a conocer las conclusiones de la investigación del origen del coronavirus en China

Recientes investigaciones que apoyan la hipótesis de la trasmisión del virus a una distancia de dos metros de alguien infectado, indican que hay evidencia de las gotitas de aerosol, que contienen el virus, se difunden en ambientes interiores hasta 10 metros.

Otros estudios de campo realizados dentro de los hospitales de Wuhan, en China, muestran que en los ejemplares de aire recolectados en hospitales y alrededor de los mismos hay partículas de COVID-19, demostrando también que es un sitio de transmisión viral, considerado como “una vía importante de infección”.

Esta nueva información respalda la hipótesis de que la difusión aérea del coronavirus a través de partículas infectadas provenientes de nariz y boca, se daría a más de dos metros de distanciamiento social. La distancia de dos menos por seguridad puede llegar ser eficaz si es que todos aquellos que se encuentran en el lugar utilizan mascarilla o protectores faciales.

También se demostró con esto la protección que tienen las mascarillas faciales. Por otro lado, las gotas del estornudo podrían alcanzar distancias de hasta 8 metros si no se cubre al estornudar. | Crédito: Pixabay / Referencial
También se demostró con esto la protección que tienen las mascarillas faciales. Por otro lado, las gotas del estornudo podrían alcanzar distancias de hasta 8 metros si no se cubre al estornudar. | Crédito: Pixabay / Referencial

El Instituto de Tecnología de Massachusetts realizó una investigación que reveló cual el el proceso de fragmentación de los fluidos que algunas veces se emitieron a través de la humana y el estornudo.

A través de fotografías se mostró la física detrás de la distribución, tamaño y distancia que pueden alcanzar estas emisiones virales y se descubrió la alta variabilidad entre los individuos a la hora del habla humana.

También se demostró con esto la protección que tienen las mascarillas faciales. Por otro lado, las gotas del estornudo podrían alcanzar distancias de hasta 8 metros si no se cubre al estornudar. Demostrando con ello que la distancia de 1 a 2 metros entre las personas no es suficiente para protegerse de los riesgos de contagio en ausencia de las mascarillas faciales.

Los expertos señalaron que se deben adoptar medidas de distanciamiento más extensas, de unos 10 metros entre personas dentro de los ambientes interiores cuando no se utilizan máscaras faciales.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR