Imagen referencial. Un miembro del personal médico se pone su Equipo de Protección Personal (EPP) durante un ensayo semanal en el Hospital General de Bwera, fronterizo con la República Democrática del Congo, Uganda occidental, el 12 de diciembre de 2018. (AFP / Isaac Kasamani).
Imagen referencial. Un miembro del personal médico se pone su Equipo de Protección Personal (EPP) durante un ensayo semanal en el Hospital General de Bwera, fronterizo con la República Democrática del Congo, Uganda occidental, el 12 de diciembre de 2018. (AFP / Isaac Kasamani).

Cerca de 800 personas recibieron una o más inyecciones de falsas vacunas contra el en Uganda, una estafa llevada a cabo por médicos y enfermeras “sin escrúpulos”, anunciaron el miércoles las autoridades.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

Las vacunas falsas, a veces mezcladas con agua, se administraron entre mayo y junio, en plena ola de infecciones por coronavirus en el país, con una media de 1.700 nuevos casos diarios.

Los estafadores tenían como objetivo a las personas dispuestas a pagar por sus vacunas, cuando en Uganda escaseaban las dosis, dijo Warren Naamara, supervisor de servicios sanitarios en la presidencia.

“Personas sin escrúpulos, con la intención de ganar dinero, engañaron al público con falsas vacunas contra el COVID-19”, dijo Naamara a la AFP.

“Dos trabajadores sanitarios fueron detenidos y un médico está prófugo”, explicó.

Los análisis demostraron que los viales no contenían ningún producto peligroso y que “solo había agua en algunos de ellos”, dijo el responsable.

Los estafadores cobraban un equivalente de entre 25 y 120 dólares por inyección.

Desde el inicio de la pandemia, Uganda ha registrado 91.162 casos y 2.425 muertes por coronavirus, según el último recuento de las autoridades el miércoles.

Fuente: AFP