La Casa Blanca manifestó en las últimas horas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no modificará su cronograma de viaje a Nueva Jersey este fin de semana a pesar de la cuarentena de 14 días impuestas a aquellas personas que lleguen de estados con gran número de casos de .

Según informa “Telemundo” en base a reportes del medio CNBC, el portavoz de la Casa Blanca Judd Deere indicó que el “presidente de Estados Unidos no es un civil”.

Cualquier persona que esté muy cerca de él, incluido el personal, los invitados y la prensa, se somete a pruebas de COVID-19 y se confirma que son negativas”, agregó Deere.

Donald Trump visitó a comienzos de la semana el estado de Arizona, que en las últimas horas ha registrado un aumento de casos de coronavirus. “Con respecto a Arizona, la Casa Blanca siguió su plan de mitigación de COVID para garantizar que el presidente no entrara en contacto con nadie que presentara síntomas o que no hubiera sido examinado”, aseguró el portavoz.

Cualquier persona que viaje en apoyo del presidente este fin de semana será monitoreado de cerca por los síntomas y se le hará una prueba de COVID y, por tanto, representa poco o ningún riesgo para las poblaciones locales”, puntualizó.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, junto a los de Nueva York (Andrew Cuomo) y de Connecticut (Ned Lamont) anunciaron el miércoles que los ciudadanos que provienen de estados con un gran número de contagios por coronavirus deberán guardar cuarentena por dos semanas. En caso contrario, iban a ser multados.

Se tiene previsto que Trump viaje este fin de semana a su club de golf en la zona de Bedminster, Nueva Jersey.