La Organización Mundial de Salud (OMS) otorgó el último lunes su aprobación de emergencia a la vacuna contra el desarrollada por la farmacéutica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, lo cual permite que se comience con la implementación en el planeta con el programa COVAX.

TAMBIÉN LEE: Marco Sifuentes sobre el caso ‘Vacunagate’: “Estamos viviendo la hora más oscura de la historia del Perú”

COVAX, codirigido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Alianza para las Vacunas Gavi y la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (Cepi), fue creado en junio de 2020 para garantizar un acceso rápido y equitativo a las vacunas contra el COVID-19 en todo el mundo.

El visto bueno a Astrazeneca allana el camino para la distribución de cientos de millones de dosis a países desfavorecidos hasta ahora de vacunas contra el COVID-19. La aprobación es un prerrequisito fundamente para este programa, ya que esta vacuna tiene asegurada entregas a varios países. Además, COVAX cuenta con 42 millones de dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, que también tiene el visto bueno de la OMS.

La pregunta inmediata ante esta serie de requisitos cumplidos es, ¿qué pasos faltan? Según el portal de “”, hay una serie de puntos a cumplir en los siguientes días.

  • La autoridad reguladora nacional de cada país tienen que autorizar el uso de las vacunas. .Quienes no puedan determinar la eficacia y la inocuidad de los inmunizantes, pueden emitir una autorización especial basada en la homologación de emergencia concedida por la OMS.
  • Los países participantes deben haber firmado “un acuerdo de indemnización con los fabricantes” para recibir dosis a través del mecanismo Covax. Esto significa que “los gobiernos proporcionarán una compensación a las personas que tengan problemas con la vacuna. Para los países de ingresos más bajos, COVAX ofrece un modelo de acuerdo y establece un fondo del que se puede extraer para pagar una compensación si es necesario”.
  • Aquellos países de bajos recursos van a recibir vacunas iniciales sin costo para sus gobiernos. Sin embargo, antes deben enviar “planes nacionales de implementación y vacunación” a COVAX. El proceso está en marcha y ya ha sido completado por la mayoría de estas naciones.
  • UNICEF, socio de adquisiciones de COVAX, debe emitir órdenes de compra formales a los fabricantes. Tras cumplirse este proceso, se comenzará con la distribución.
  • La logística, por último, será un “gran desafío, especialmente en un momento de transporte aéreo internacional limitado”. Este proceso involucra a “socios, proveedores y otros de COVAX”.

Las dosis de las vacunas contra el coronavirus no se entregarán “simultáneamente a todos los países que las soliciten. En cambio, se entregarán de forma continua y en tramos”. Además, la OMS y GAVI anunciaron el martes que preveían que “la mayor parte de la primera serie de entregas” se produzca “en marzo y que las primeras expediciones se lleven a cabo a finales de febrero”.

El mecanismo, en el que participan unos 198 países y territorios, busca asegurar suficientes vacunas de COVID-19 este año para al menos el 20% más vulnerable de todos los países, ricos o pobres. Es importante resaltar que ya se ha logrado acuerdos con fabricantes por 2.000 millones de dosis de vacunas en 2021 y se ha asegurado opciones para otros 1.000 millones.

Con información de AFP.

VIDEO RECOMENDADO

El Salvador inicia vacunación contra el coronavirus