Niños no suelen contagiarse de COVID-19, pero la pandemia los afecta de otras formas. (Foto de Luis ACOSTA / AFP).
Niños no suelen contagiarse de COVID-19, pero la pandemia los afecta de otras formas. (Foto de Luis ACOSTA / AFP).

Las medidas de confinamiento, adoptadas para frenar la , han tenido un impacto negativo en las habilidades comunicativas de los . Esta es la conclusión que se desprende una investigación a gran escala realizada por la entidad Education Edowment Foundation (EEF), en .

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

La organización tomó datos de unos 50,000 estudiantes y realizó encuestas en colegios de todo el país. Los resultados, informa la agencia de noticias Efe, evidenciaron un aumento en el número de pequeños de cuatro y cinco años que necesitaron ayuda con el lenguaje.

Según los hallazgos, las medidas adoptadas para combatir la pandemia privaron a la vez a los alumnos más jóvenes del contacto social y de experiencias esenciales para aumentar su vocabulario.

Así, la ausencia de contacto con los abuelos, las medidas de distanciamiento social, la imposibilidad de quedar con otros niños para jugar y la obligatoriedad de llevar mascarillas en lugares públicos han provocado que los pequeños hayan estado menos expuestos a conversaciones en el marco de actividades cotidianas.

Además, el estudio detectó que el 96% de los colegios mostraron preocupación por el desarrollo en lenguaje y discurso de los menores y que el 56% de los padres sondeados se mostraron preocupados por el comienzo del curso escolar tras el confinamiento.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR