La implementación de cuarentenas estrictas y restricciones fronterizas en Singapur ha permitido que sus ciudadanos recuperen su vida cotidiana, ahora pueden asistir a conciertos y viajar en cruceros. (Foto: EFE / EPA)
La implementación de cuarentenas estrictas y restricciones fronterizas en Singapur ha permitido que sus ciudadanos recuperen su vida cotidiana, ahora pueden asistir a conciertos y viajar en cruceros. (Foto: EFE / EPA)

Los países que mejor enfrentan la del son Singapur, Nueva Zelanda, Australia, Israel y . Según ranking de resiliencia de la agencia Bloomberg, el se ubica en el puesto 47, mientras que Argentina, Polonia y Brasil fueron relegados a los últimos lugares. Otras naciones que afrontaron apropiadamente la primera ola, pero después ablandaron sus medidas restrictivas bajaron en el ranking, estos son: , Turquía y Filipinas.

MIRA: Perros robóticos patrullan los parques de Singapur para evitar aglomeraciones | VIDEO

El Ranking de Resiliencia Covid que elabora la agencia Bloomberg, mide la capacidad de 53 países para enfrentar la crisis sanitaria. Evalúa diferentes variables y una serie de datos para determinar donde se está manejando la pandemia de manera más efectiva, con el menor impacto social y económico.

La agencia valora 10 métricas centrales entre ellas la comunicación Estado - población, medidas de gobierno, inversión en infraestructuras de salud pública, sistemas de rastreo de contactos, pruebas efectivas, tasas de mortalidad, cantidad de diagnosticados, acceso a la vacuna, educación sanitaria (mascarillas, lavado de manos, distanciamiento), entre otros aspectos. El estudio comenzó en noviembre del año pasado y es actualizado cada mes. El último reporte es de este 25 de abril.

Los mejores

Singapur encabeza la lista global de los mejores países. Su éxito no solo es por la capacidad que tienen para controlar el COVID-19, sino también por su agresiva campaña de vacunación. Este país ha logrado frenar la transmisión del virus casi por completo. La implementación de cuarentenas estrictas y restricciones fronterizas ha permitido que sus ciudadanos recuperen su vida cotidiana, ahora pueden asistir a conciertos y viajar en cruceros.

Singapur ha administrado vacunas suficientes para cubrir a la quinta parte de su población. Gracias a estas medidas por primera vez este país ocupa el primer lugar del ranking quitándole el puesto a Nueva Zelanda y relegando a Australia e Israel al tercer y cuarto lugar respectivamente. Otros también que están bien posicionados dentro de los 10 mejores son: Israel, Taiwán, Corea del Sur, Japón, Emiratos Árabes, Finlandia y Hong Kong.

Subieron

Dentro de esta nueva medición hay varios países que subieron posiciones durante el último mes. Sudáfrica escaló 16 puestos y se ubicó en el 27 al reducir su tasa de letalidad casi a la mitad (4.8%) en marzo. Sin embargo, va detrás de los mercados emergentes en materia de vacunación y también es donde se identificó por primera vez una variante más transmisible.

Portugal se colocó en puesto 23 luego de haber superado uno de los peores brotes de la enfermedad en enero. Este país recién está comenzando a suavizar sus medidas y está disponiendo la reapertura de escuelas y tiendas. España subió al lugar 24 después de que su tasa de letalidad cayera de 8.3% a 1.4% en marzo, pero los casos han vuelto a aumentar.

PUEDES LEER: COVID-19 en India: autoridades piden ahora usar las mascarillas dentro de casa

Estados Unidos trepó cuatro peldaños este mes y se ubicó en el puesto 17, luego de que su programa de vacunación frene la cantidad de muertes. Sin embargo, estas últimas semanas los casos volvieron a incrementarse porque se relajaron las precauciones y protocolos, con la excusa de contar con una campaña de vacunación masiva.

Reino Unido avanzó siete lugares hasta el puesto 18 al levantar su confinamiento. El país combina una inoculación rápida con controles fronterizos que evitan la llegada de nuevas variantes. La más reciente medida excluye a viajeros de India, donde ha surgido una nueva cepa de “doble mutación”.

Bajaron

India que ahora registra más de 300,000 infecciones por día y unos 2.000 muertos cada 24 horas, cayó 10 lugares hasta el puesto 30. China bajó cinco puestos y se asentó en el sitio 12. El país donde el coronavirus fue identificado por primera vez encontró una serie de casos en la fronteriza Myanmar. Los funcionarios bloquearon el área y analizaron a toda la población tres veces.

Turquía se desplomó a lugar 46 después de que los casos y las muertes se dispararan rompiendo el récord, el mes pasado. Esa situación obligó a sus autoridades a disponer un confinamiento parcial que se ha expandido hasta ser total. Bangladesh y Filipinas se hundieron en las posiciones 41 y 45 respectivamente, después de un rebrote de las infecciones que elevó sus tasas de pruebas positivas.

La situación que enfrenta Polonia y Brasil es lo que más preocupa de esta medición. Ambos países cayeron a los dos últimos lugares de las 54 economías rankeadas. México, que ha ocupado el último lugar subió poco a poco hasta ubicarse en el 48.

Vacunas

Se estima que más de mil millones de dosis han sido administradas a nivel global. El inicio de la vacunación en varios países implicó que los gobiernos relajaran sus restricciones, dando oportunidad para que las variantes se expandan antes de llegar los niveles de inmunidad suficientemente altos. Ahora se sabe que la vacunación, por si sola, no es garantía para derrotar al virus. Peor aún si en algunos Estados el suministro se da de manera inadecuada.

Lugares como Francia y Chile, donde la población tiene un buen nivel de acceso a la vacuna, cayeron en el Ranking a medida que se incrementaban los brotes de las nuevas cepas. Polonia ha administrado vacunas al 13% de su población, sin embargo, la variante identificada en Reino Unido afectó en gran medida a la población, al punto que ahora representa el 90% de nuevas infecciones y ha causado un pico récord de contagios y muertes.

MÁS INFORMACIÓN: COVID-19: ¿Cómo fue posible realizar un concierto en Barcelona con 5 mil personas y en medio de la pandemia?

La cepa brasilera está asolando Latinoamérica, incluso en lugares como Chile, donde cerca de la tercera parte de la población ha sido completamente vacunada. No obstante, en algunos lugares como Israel, la vacunación temprana y generalizada ha mostrado una reducción de muertes y contagiados. Con más del 55% de la población vacunada, Israel se colocó en el cuarto lugar del ranking.

“Esto no ha terminado de ninguna manera. Mientras más se prolongue esto, más probable es que veamos nuevas variantes. Entonces será necesaria una nueva vacuna o refuerzo, y empezamos de nuevo”, señaló el director de la Estrategia para la Salud de la Población en la Universidad de Washington, Ali Mokdad.

Diferencias marcadas

No es lo mismo enfrentar la pandemia en países ricos, en estados en vías de desarrollo y en naciones pobres. Potencias ricas como Estados Unidos y Japón han adquirido las vacunas de ARNm más buscadas y efectivas. La inversión en ciencia e investigaciones ha demostrado ser fundamental cuando se trata de vacunas. En la Operación Warp Speed se invirtieron unos US$ 18 mil millones en el desarrollo de las primeras vacunas, que ahora se han administrado para cubrir el equivalente al 35% de la población estadounidense.

El gobierno del presidente Joe Biden tiene una reserva de decenas de millones de dosis adicionales, después de haber asegurado las suficientes para la población adulta estadounidense. En Israel, donde más de la mitad de las nueve millones de personas del país están vacunados, la vida se ha normalizado rápido. El teatro en vivo y los eventos deportivos volvieron, ya no es necesario utilizar cubrebocas al aire libre, los restaurantes y bares están llenos y los estudiantes asisten a clases presenciales. En Reino Unido, algunos pubs se encuentran abiertos.

Mientras tanto, la mayoría de las naciones en vías de desarrollo aún no han comenzado a inocularse de forma significativa, por carecer del poder adquisitivo necesario para firmar acuerdos del suministro. Los países con los ingresos económicos más altos se están vacunando unas 25 veces más rápido que los que tienen ingresos bajos.

Si bien existe Covax, el esfuerzo respaldado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ayudar a los países más pobres, este recién empezó a distribuir vacunas a finales de febrero cuando muchas naciones enfrentaban la segunda ola. Estas disparidades en la inmunidad son una amenaza para todo el mundo porque, en algunas regiones donde no hay un buen control de la pandemia, se están desarrollando nuevas y peligrosas mutaciones. Por eso se está presionando a los países más desarrollados a ayudar a los que menos tienen.

“Necesitamos que los países y las empresas que controlan las herramientas que podrían salvar vidas compartan los recursos financieros, las dosis de vacunas y los conocimientos técnicos, y que sean transparentes sobre sus donaciones bilaterales”, tuiteó en abril el director general de la OMS, Tedros Ghebreyesus.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR