Mujeres japonesas enfrentan consecuencias emocionales debido a las medidas restrictivas en la lucha contra la COVID-19 (Foto: Philip FONG/AFP)
Mujeres japonesas enfrentan consecuencias emocionales debido a las medidas restrictivas en la lucha contra la COVID-19 (Foto: Philip FONG/AFP)

Hasta hoy, registra 428 mil infectados y 7738 decesos por. Pero son cifras engañosas. En realidad, la ha golpeado de manera más dura al generar depresión en la población. En consecuencia, según el Ministerio de Salud del país, 20,919 personas se quitaron la vida en 2020, un aumento de un 3,7% frente a 2019.

MIRA: ‘Se transmite más que las otras’: la advertencia de los científicos sobre la nueva variante del COVID-19

Las mujeres, niños y adolescentes fueron quienes más se suicidaron. La tasa de suicidio femenino subió 14.5% en 2020 con respecto al año anterior. Hay varias razones que explican la problemática. Por un lado, de acuerdo con el diario , en ciudades como Tokio, la capital y mayor ciudad del país, alrededor de una de cada cinco mujeres vive sola. Los llamados a quedarse en casa y evitar visitar a la familia han exacerbado los sentimientos de aislamiento.

El aspecto económico también ha jugado en contra. Según la agencia de noticias AFP, durante la pandemia, las mujeres han sufrido pérdidas de empleo desproporcionadas. Constituyen el grueso de los trabajadores de los sectores más afectados por las medidas de control de la infección, como los restaurantes, los bares y los hoteles.

Para Nazuna Hashimoto, de la ciudad de Osaka, el miedo a la dependencia económica contribuyó a su sensación de desesperanza. Cuando intentó suicidarse, en lo único que pensaba era en liberar a su novio, Takeda, de la responsabilidad de estar con ella. “Quería quitarle la carga de encima”, dijo al diario estadounidense.

Desigualdades

Japón también tiene fama de ser una sociedad con estigma machista. Las mujeres en casa han experimentado grandes disparidades en el reparto del trabajo doméstico y cuidado de niños. Asimismo, el confinamiento elevó la tasa de violencia doméstica y agresiones sexuales.

El coronavirus puso en evidencia las desigualdades de género en Japón”, señala Yayo Okano, profesora de feminismo en la universidad Doshisha en Kioto, a la agencia AFP. Ella agrega que las tareas de las mujeres en los hogares continúan siendo muy desproporcionadas con respecto a las de los hombres en Japón.

Por otro lado, las cifras de los suicidios de jóvenes de menos de 18 años en Japón también son alarmantes: más de 300 alumnos de primaria y secundaria se quitaron la vida entre principios de abril y finales de noviembre de 2020, un aumento de cerca del 30% con respecto al mismo periodo el año anterior.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR