La policía de Turquía detuvo este sábado a decenas de personas que intentaban desfilar en Estambul coincidiendo con el primero de mayo a pesar de la prohibición de manifestarse debido a la pandemia de .

Por lo menos 100 manifestantes fueron detenidos cuando intentaban llegar a la plaza Taksim, lugar habitual de protesta, así como en otros barrios, entre ellos la popular avenida Istiklal, comprobaron corresponsales de la AFP.

Los policías repelieron violentamente a un grupo con sus escudos, mientras que otros arrastraban a manifestantes por el suelo, según un corresponsal de la AFP.

Se detuvieron a unas 170 personas según la Asociación de Abogados Contemporáneos de Estambul, especializada en la defensa de casos políticamente sensibles.

Desde el 29 de abril, Turquía impuso un estricto confinamiento debido a una tercera ola epidémica de covid-19 que se cobra un número récord de vidas cada día.

Al menos 394 personas murieron por coronavirus el viernes, según las autoridades.

Las detenciones durante el Día del Trabajo del primero de mayo son habituales en Turquía.

La plaza Taksim es un lugar habitual de reunión en esa fecha, con frecuentes enfrentamientos, desde que 34 personas fueron asesinadas allí el primero de mayo de 1977, en un período agitado de la historia moderna de Turquía.

Al menos 11 personas también fueron arrestadas en Ankara después de intentar desfilar el sábado, informaron los medios locales.

Fuente: AFP