Los síntomas del corazón roto pueden ser muy similares a los de un infarto y aunque suelen ser temporales, a veces pueden causar la muerte. (Foto: Getty)
Los síntomas del corazón roto pueden ser muy similares a los de un infarto y aunque suelen ser temporales, a veces pueden causar la muerte. (Foto: Getty)

A causa de la pandemia de, las afecciones cardíacas han aumentado considerablemente. Según datos difundidos por la Federación Mundial del Corazón (FMC), desde el inicio de la emergencia sanitaria, hubo un incremento de hasta el 139% en las muertes relacionadas por afecciones del corazón y aumentó 58% la cantidad de personas que sufrieron un paro cardíaco en sus hogares.

MIRA: Contraloría: Piden que más de 500 auditores sean incluidos en Plan de Vacunación

Uno de los males que más se ha presentado es el el, también conocido como “del corazón roto”, una miocardiopatía causada por el estrés. Esta enfermedad se produce cuando los músculos del corazón se debilitan, provocando dolor en el pecho y falta de aliento.

Un estudio publicado en la revista especializada JAMA Network Open halló que los pacientes registrados durante la pandemia tenían dos veces más probabilidades de tener el síndrome del corazón roto. El estudio examinó a 1914 personas a lo largo de dos meses.

De acuerdo con el portal argentino Infobae, la investigación concluyó que el aumento probablemente estaba relacionado con el “estrés psicológico, social y económico” causado por la pandemia, que incluye “cuarentena impuesta, falta de interacción social, reglas estrictas de distanciamiento físico y sus consecuencias económicas en la vida de las personas”.

Más causas

Hay otras razones para explicar las cifras de la (FMC). Una de ellas es que la propia COVID-19 puede causar miocarditis (inflamación de la capa media de la pared del corazón, frecuente en infecciones virales). Los casos graves de miocarditis pueden debilitar el corazón, lo que podría generar insuficiencia cardíaca, frecuencia cardíaca anormal y muerte súbita.

Otra razón para el aumento de afecciones cardíacas es el la falta de atención médica. Estadísticas señalan que las disposiciones de inmovilidad hizo que cayera en 75% la asistencia a las consultas médicas, chequeos preventivos y turnos hospitalarios. En estas circunstancias, es más probable que los personas con complicaciones cardíacas vayan a los centros de salud cuando ya es demasiado tarde, o ni siquiera acudan a ellos.

La pandemia ha creado un entorno paralelo que no es saludable”, aseguró el doctor Ankur Kalra, cardiólogo que dirigió el estudio de JAMA.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR