Emma Coronel está aislada el Centro de Detención de Alexandria a la espera de un juicio que podría condenarla a cadena perpetua. (Foto: KENA BETANCUR / AFP)
Emma Coronel está aislada el Centro de Detención de Alexandria a la espera de un juicio que podría condenarla a cadena perpetua. (Foto: KENA BETANCUR / AFP)

Acostumbrada a una vida de lujos, Emma Coronel -esposa del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán- debe estar viviendo sus momentos más complicados en el Centro de Detención de Alexandria, Virginia, aislada y a la espera de un juicio acusada de participar en el tráfico de estupefacientes del Cartel de Sinaloa.

Coronel Aispuro, de 31 años, vive una nueva realidad en el centro penitenciario donde no existen los favoritismos y absolutamente todos reciben el mismo trato.

El abogado criminalista Christopher Contreras declara en que sus patrocinados presos en dicha cárcel “se sienten desesperados” por la constante soledad que experimentan.

Los reclusos en la cárcel de Alexandria reciben tres comidas básicas al día y tienen como beneficios extras una hora de llamada gratis, que se le deposite dinero para que compre productos dentro de la penitenciaria, la suscripción a un diario y recibir diez fotografías pequeñas.

El informe de Telemundo detalla que solo después de dos semanas de aislamiento total los reclusos pueden cambiar de unidad y tener acceso a una visita virtual de 10 minutos donde pueden participar hasta tres personas.

Emma Coronel -que fue arrestada el lunes en el Aeropuerto Internacional de Dulles en las afueras de Washington- enfrenta un mínimo de 10 años y un máximo de cadena perpetua en Estados Unidos acusada de narcotráfico; además, se le podría imponer una multa de 10 millones de dólares.

La jueza Robin Meriweather, del tribunal federal del Distrito de Columbia, pidió durante la audiencia que se mantuviera detenida a Coronel a la espera de su juicio y sin posibilidad de fianza, al considerar que existe un “riesgo grave de fuga”.