La Policía de Filadelfia continúa investigando para encontrar al responsable de la muerte de Jessica Covington. (Foto: KYW / Captura)
La Policía de Filadelfia continúa investigando para encontrar al responsable de la muerte de Jessica Covington. (Foto: KYW / Captura)

Un disparo en la cabeza y el estómago acabó con la vida de una mujer embarazada de 7 meses tras asistir a su propio baby shower realizado el último sábado, informó la Policía estadounidense del condado de Filadelfia.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

Según , la víctima de 32 años, identificada como Jessica Covington, se encontraba descargando los obsequios de su auto cuando recibió el impacto.

La mujer recibió el balazo alrededor de las 8:35 p.m. en la cuadra 6200 de la calle Palmetta, detalla un comunicado del Departamento de Policía de Filadelfia. La agraviada tuvo que ser llevada de emergencia al Centro Médico Einstein, pero fue declarada muerta a las 9:06 p.m.

De igual manera, el pequeño que llevaba en su vientre falleció unos 10 minutos más tarde.

“Había un agente a un par de cuadras de distancia que escuchó los disparos. Cuando llegaron, descubrieron que le habían disparado varias veces”, dijo Christine Coulter, subcomisario de Policía. “La persona que hizo esto no podría ser más cobarde”.

Las autoridades todavía no han detenido al sospechoso ni encontrado el arma que tenga relación con el tiroteo del sábado por la noche, menciona el Departamento de Policía en su misiva.

El alcalde de Filadelfia, Jim Kenney, se pronunció en Twitter -a la mañana siguiente- para informar que la ciudad estaba ofreciendo una recompensa de 50.000 dólares para aquel que brinde mayores detalles sobre la muerte de Jessica Covington.

“Esta noticia es profundamente perturbadora y desgarradora. Mi corazón está con los seres queridos de la víctima durante este doloroso momento”, publicó.

VIDEO RECOMENDADO

Las cinco llamadas más escalofriantes al 911
Aquí te presentamos una recopilación de las llamadas más perturbadoras al 911 registradas en audio.