Ashli Babbitt era una activista partidaria de la extrema derecha. (Foto: Twitter)
Ashli Babbitt era una activista partidaria de la extrema derecha. (Foto: Twitter)

Nueve segundos después de intentar derribar una puerta en los pasillos del Capitolio de , a través de una de las ventanas rotas, Ashli Babbitt, una veterana de la Fuerza Aérea, fue impactada por una bala que le causaría la muerte.

MIRA: Así informó la prensa internacional el asalto al Capitolio en EE.UU. | FOTOS

Tras un mitin del presidente estadounidense, Donald Trump, en la Casa Blanca, sus fieles seguidores fueron instigados a realizar una violenta protesta afuera del Capitolio del país es busca de evitar que Joe Biden gane “fraudulentamente”.

Los manifestantes se dirigieron de la Casa Blanca al Capitolio e ingresaron por la fuerza después de vencer a la policía. Algunos se detuvieron en la zona de las escaleras del recinto y otros entraron por el área este.

El caos se desató y los agentes de la policía tuvieron que actuar con gases y otras medidas de fuerza, entre ellas los disparos que dejan, hasta ahora, cuatro fallecidos. Entre las víctimas mortales se encontraba Ashli Babbit, una veterana de la Fuerza Aérea que murió durante las protestas.

¿Qué sucedió?

Minutos antes del impacto de bala, Babbitt, de 35 años, estaba tratando de trepar a través de la puerta de una ventana que tenía un vidrio roto y así poder ingresar a otro sector del Capitolio.

La policía le grita que se detengan, sin embargo, ella no hace caso, nueve segundos más tarde de la advertencia el agente dio un paso adelante y disparó un solo tiro.

Babbitt cayó hacia atrás, aterrizando inmóvil en el suelo del Capitolio mientras sus compañeros gritaban desesperados por ayuda y a su vez se alejaban de la ventana.

Los policías que dispararon a la mujer formaban parte de un escuadrón de agentes de la ley, vestidos con equipo antidisturbios y armados. Tras el disparo se les hizo más fácil ordenar a los manifestantes de Trump.

En el video que muestra el momento exacto del impacto de bala, también se observa como es que un hombre socorre a Babbitt y limpia la herida que le sangraba alrededor de la boca. Poco después llama a la ambulancia.

Ashli Babbitt murió más tarde en un hospital de la zona.

“Me siento absolutamente terrible y enfermo del estómago por eso”, dijo Timothy McEntee, ex esposo de la víctima, a través de un mensaje de texto que envió a .

McEntee, quien estuvo casado con Babbitt durante 14 años afirma que “Ella nunca tuvo miedo de decir lo que piensa y, en cierto modo, esta era su forma de decir lo que pensaba”.

Babbitt y McEntee se conocieron en la Fuerza Aérea, fueron a diferentes misiones juntos en Afganistán y se separaron en mayo del 2019. El ex esposo de Babbitt también contó que ella era “muy ruidosa y obstinada, pero cariñosa, dulce y considerada.”

Activista y de extrema derecha

Ashli Babbitt era una activista partidaria de la extrema derecha. Seguidora de Trump e ilustrada en teorías conspirativas. Ella siempre compartía a través de sus redes sociales su posición política.

En el mes de setiembre subió una foto junto a su compañero cuando participó de un desfile en San Diego, lugar donde vivía, en apoyo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Un día antes del asalto en el Capitolio Babbit tuiteó una frase referente a la teoría de QAnon, que es una de las principales teorías de la conspiración de la extrema derecha estadounidense que detalla una supuesta trama secreta organizada por un supuesto “Estado profundo” contra Donald Trump y sus seguidores.

“Nada nos detendrá…. Pueden intentarlo y probarlo, pero la tormenta está aquí y está descendiendo sobre Washington DC en menos de 24 horas... de oscuridad a la luz“, fue lo que escribió.

“La Tormenta”, es una especulación sobre el día en que se supone que Trump descubrirá un grupo clandestino de pedófilos y traerá la salvación.

Acusada de destrucción de la propiedad

En el año 2016 Babbit fue acusada y luego declarada no culpable, de destrucción maliciosa de la propiedad, alteración de un automóvil y poner en peligro imprudente a una persona.

Según documentos judiciales del condado de Calvert, Maryland, donde vivía en ese momento, en 2017 también se le impusieron dos órdenes de restricción, relacionadas con otro caso, sin embargo, hasta la fecha no se sabe el motivo de esas denuncias.

Los miembros de la corte dijeron que los registros muestras que de alguna manera estas imputaciones estaban relacionadas con un “caso de tráfico”.

TE PUEDE INTERESAR


TE PUEDE INTERESAR: