Las personas llenan las boletas en una cabina de votación durante las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en New Richmond, Ohio, el 3 de noviembre de 2020. (REUTERS/Jeffrey Dean).
Las personas llenan las boletas en una cabina de votación durante las elecciones presidenciales de los Estados Unidos en New Richmond, Ohio, el 3 de noviembre de 2020. (REUTERS/Jeffrey Dean).

La elección presidencial de pendía de un hilo el miércoles y un puñado de estados podrían determinar el resultado en las próximas horas o días, incluso a pesar de que el presidente Donald Trump se adjudicó falsamente la victoria y descargó acusaciones de fraude electoral sin mostrar pruebas.

MIRA: Cuáles son los cinco estados de EE.UU. que aún cuentan los votos y pueden decidir el resultado

Unas 120 propuestas de leyes estatales y enmiendas constitucionales estuvieron incluidas en las boletas en 32 estados el día de la elección en Estados Unidos. Incluyeron una variedad de asuntos que han agitado la política en años recientes: derecho al voto, desigualdad racial, aborto, impuestos y educación, entre otros.

Pero ninguna lidió directamente con el tema dominante del 2020: el coronavirus. Eso se debe a que el proceso para colocar propuestas en las boletas comenzó, en la mayoría de los casos, antes del estallido del brote. ¿Qué más se votó?

Congreso

Los demócratas, que conservaron su mayoría en la Cámara de Representantes, veían el miércoles disminuir sus expectativas de arrebatar a los republicanos la mayoría del Senado.

Por el momento lograron ganar dos escaños en la Cámara alta, uno en Colorado y el otro en Arizona, en su intento de lastrar la mayoría republicana que tiene 53 de los 100 escaños.

Pero los republicanos pudieron quitar a los demócratas un escaño muy vulnerable que tenían en Alabama y mantuvieron sus líneas en otros estados, desafiando encuestas.

Por ahora celebran el triunfo del senador aliado de Trump Mitch McConnell, líder la mayoría republicana reelegido en Kentucky, según proyecciones.

Mail-in ballots are counted in Chester County, Pennsylvania, U.S., November 4, 2020. REUTERS/Rachel Wisniewski
Mail-in ballots are counted in Chester County, Pennsylvania, U.S., November 4, 2020. REUTERS/Rachel Wisniewski

Gobernadores

La mayoría de los gobernadores demócratas y republicanos han conseguido la reelección en sus respectivos estados en las elecciones celebradas este martes en Estados Unidos de manera simultánea con las presidenciales.

En la mayoría de los estados que han elegido este martes gobernador el resultado ha sido favorable a los candidatos a la reelección o del partido que ya gobernaba en este caso, con la excepción de Montana, donde el gobernador demócrata Steve Bullock ha perdido frente al candidato republicano, Greg Gianforte, que se ha hecho con el 53 por ciento de los votos.

Entre los demócratas que han conseguido la reelección figuran John Carney en Delaware, con un 84,4 por ciento de los apoyos; Roy Cooper en Carolina del Norte, con un 51,5 por ciento, y Jay Inslee en Washington, con el 59,3 por ciento de los votos.

Entre los gobernadores republicanos que han logrado ser reelegidos están Eric Holcomb en Indiana, con el 61,8 por ciento de las papeletas; Mike Parson en Misuri, con el 57,2 por ciento; Chris Sununu en New Hampshire, con el 64,6 por ciento de los votos; Doug Burgum en Dakota del Norte, Con un 65,8 por ciento de apoyos; Jim Justice en Virginia Occidental, con el 64,8 por ciento; y Phil Scott en Vermont, con el 68,8 por ciento de las papeletas. El caso de Scott es significativo porque el martes contó a la prensa estadounidense que votó por el candidato demócrata en las elecciones presidenciales, Joe Biden.

En Utah, el candidato republicano Spencer Cox se ha hecho con la victoria con el 63,7 por ciento de las papeletas, después de que el gobernador anterior, el también republicano Gary Herbert, decidiera no presentarse a la reelección.

(Foto: Reuters / Rachel Wisniewski)
(Foto: Reuters / Rachel Wisniewski)

¿Qué más se votó?

Los votantes en Luisiana aprobaron una medida que afirma que no hay un derecho constitucional en el estado al aborto, algo que pudiera tener especial importancia si la Corte Suprema anula la decisión que autoriza el aborto nacionalmente.

En Colorado, en contraste, los votantes derrotaron una propuesta para prohibir los abortos después de 22 semanas a menos que la vida de la mujer embarazada esté en peligro. Propuestas similares fracasaron en el estado en 2008, 2010 y 2014.

Varios estados tuvieron en las boletas propuestas sobre derecho al voto.

En Virginia, los votantes aprobaron una enmienda constitucional que retira el poder de los miembros de la legislatura, bajo control demócrata, para trazar distritos electorales a su favor sobre la base del censo. En lugar de ello, el estado creará una comisión bipartidista de legisladores y ciudadanos para desarrollar un plan de trazado de distritos que la legislatura puede aprobar o rechazar, pero no cambiar.

Virginia es el sexto estado en las dos últimas elecciones generales en aprobar medidas diseñadas para prevenir la manipulación de las circunscripciones electorales por políticos para beneficiarse a sí mismos o a sus partidos.

Los votantes en Missouri aprobaron una propuesta colocada en las boletas por la legislatura controlada por los republicanos para revocar un modelo único nacionalmente que habría usado a un demógrafo no partidista para trazar los distritos electorales para conseguir “justicia partidista” y “competitividad”. La medida devuelve esas tareas a comisiones bipartidistas y mueve los términos “justicia partidista” y “competitividad” al final de la lista.

En Florida, los votantes aprobaron una medida para aumentar gradualmente el salario mínimo a 15 dólares por hora para el año 2026. La medida coloca a Florida junto con al menos otros siete estados — California, Connecticut, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Nueva York— y Washington, D.C., que ya han implementado medidas para elevar gradualmente el salario mínimo a 15 dólares por hora.

Hubo propuestas fiscales en la boleta electoral en más de una docena de estados. Se aprobaron aumentos de los impuestos al tabaco en Colorado y Oregón. Los votantes de Colorado también aprobaron un ligero recorte de impuestos sobre la renta.

En California, Uber, Lyft y otros servicios de transporte y entrega basados en aplicaciones prevalecieron en su costosa lucha por mantener a los conductores clasificados como contratistas independientes. La iniciativa electoral enfrentó a las potencias de la llamada economía colaborativa, incluidos DoorDash, Postmates e Instacart, contra los sindicatos. Fue la medida electoral de California más cara de la historia: se gastaron más de 220 millones de dólares, la mayoría por parte de las compañías que funcionan a través de apps.

La medida crea una exención a una ley estatal que hubiera hecho que los conductores fueran elegibles para los beneficios que conlleva ser empleados de la empresa. Uber y Lyft, con sede en San Francisco, habían amenazado con retirarse de California si perdían.

TE PUEDE INTERESAR