Los funcionarios del condado de Miami-Dade recuerdan a todos los vacacionistas que el toque de queda de medianoche todavía está en vigencia.(EFE/ Álvaro Blanco).
Los funcionarios del condado de Miami-Dade recuerdan a todos los vacacionistas que el toque de queda de medianoche todavía está en vigencia.(EFE/ Álvaro Blanco).

Alrededor de 150 personas fueron arrestadas en Miami Beach, durante el fin de semana cuando una multitud que celebraba el inicio de las vacaciones de primavera llegó a la ciudad.

MIRA: Vacunación de adultos mayores: Conoce la lista de esta semana de Essalud para recibir la vacuna contra el COVID-19

El viernes, alrededor de 120 personas fueron arrestadas y dos policías resultaron heridos durante enfrentamientos entre bañistas y agentes de seguridad, según informó el medio estadounidense WPLG Local 10.

Es una situación realmente difícil”, fue lo que el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, declaró acerca del llamado “libertinaje” del fin de semana en la zona.

Las reuniones del viernes llevaron a la policía de algunas áreas a emplear gas pimienta para dispersar a la multitud. Los oficiales ya realizaron docenas de arrestos el viernes por la noche. El sábado fueron arrestadas 30 personas más, desde sujetos peleando en las calles hasta mujeres bailando sobre patrullas policiales.

Gelber advirtió a los vacacionistas que están por llegar que se realizarán más arrestos si continúan desobedeciendo las leyes. “Si vienes aquí porque crees que todo vale, lo vas a pasar fatal. Te vamos a arrestar. Es una situación realmente difícil. Mucha gente viene aquí y viene aquí con las intenciones equivocadas“, aseveró el funcionario.

Los oficiales de policía de Miami Beach están trabajando en turnos de 12 horas y el mensaje de las fuerzas del orden público es que arrestarán a los vacacionistas que vengan a la ciudad con la idea de que no hay reglas.

Después de la noche del viernes, la presencia policial es aún mayor. El alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, también explicó que los vacacionistas arrojaron piedras y botellas a los agentes que patrullaban las calles.

Por su parte, el jefe de policía Richard Clements, afirmó que están “lidiando con el comportamiento. Todo lo que queremos hacer es que las personas que quieran venir aquí se lo pasen bien, se diviertan, pero obedezcan las reglas”.

Y añadió: “Nuestros oficiales tuvieron que ir a la multitud e intentar arrestar a un individuo. La multitud terminó volviéndose contra los oficiales que estaban allí”.

Entre los arrestados habían personas de todas las edades, como James Harrison de 19 años, quién fue detenido después de que empujó a un oficial de la policía tras una advertencia que la autoridad le hizo, y Kenneth Adams un hombre de 55 años que fue llevado a la cárcel por golpear a un oficial de 73 años.

Los oficiales que trabajan en la calle se enfrentan a dos obstáculos: mantener la paz y controlar la propagación del coronavirus.

Y, aunque las noticias sobre los números de Covid-19 mejoran con la vacunación de más personas y los casos disminuyen, Gelber advierte que la gente no debería confiarse demasiado de la situación.

Si bien se esperan que más multitudes lleguen el siguiente sábado por la noche, los funcionarios del condado de Miami-Dade recuerdan a todos que el toque de queda de medianoche todavía está en vigencia.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR