Fue a recoger a su bebé en la guardería y la encontró con más de 25 mordeduras en la espalda

Las autoridades indicaron que pudo haber sido otro niño, sin embargo, la madre de la menor no cree esa versión. 

Estados Unidos
Estados Unidos
Estados Unidos

Más sobre:

Estados Unidos

En el estado de Arizona (Estados Unidos), una mujer denunció que cuando fue a recoger a su bebé de 15 meses en una guardería tenía la espalda repleta de mordeduras y nadie le avisó nada. 

Alice Bryant se encontró con las más de 20 heridas que tenía su bebé Rosalynn cuando fue a cambiarla de ropa en casa.  

"El hecho de que nadie en la guardería ni siquiera me notificara nada cuando la recogí es asombro", contó la mujer a una televisora de Estados Unidos. 

Esto sucedió el pasado 26 de febrero en la guardería en la guardería Creative Beginnings Daycare de Tucscon (Arizona). La madre de la pequeña había llevado cinco días consecutivos a la menor al lugar porque recientemente se  había mudado. 

Después de ver las mordidas a su hija, la madre denunció el hecho en el departamento de Servicios de Salud de Arizona. Sin embargo, las autoridades no hicieron más por lo que la mujer contó su historia en su cuenta de Facebook debido a la lentitud de los agentes para resolver el caso. 

"No lleven a sus hijos a Creative Beginnings Daycare, es parte de una organización internacional y la que está aquí en Tucson está acreditada por el estado. Ellos ni siquiera llamaron para avisarme que había sucedido un incidente, tampoco me notificaron por otra vía, ni me dijeron nada cuando la fui a buscar. Todas estas marcas sucedieron en un día", contó la madre indignada. 

El último informe que se realizó en las instalaciones de la guardería fue en julio de 2018 y tuvo 10 advertencias. Las deficiencias incluían a niños que no habían registrado su ingreso y salida, personal que no estaba al tanto de la cantidad correcta de niños en una habitación y una estación de cambio de pañales que no cumple con las regulaciones.

Pese a que las autoridades indicaron que las mordeduras parecen producidas por otro niño que estuviera con Rosalynn en la guardería, la madre de la menor no cree en esta explicación. 

"Sé que un niño que es mordido muchas veces estaría llorando y muy molesto. El hecho de que nadie intervino en todos esos minutos en los que la niña lloraba me da bronca. Tal vez se quedaron solos, tal vez ellos simplemente ignoraron los gritos, no lo sé. Pero se necesita algo de tiempo para hacer ese tipo de mordidas y mi hija habría estado muy molesta", explicó la mujer. 

Por ahora, el Departamento de Servicios de Salud de Arizona (ADHS) está investigando el incidente en Creative Beginnings Daycare y trabajando con la policía. La investigación no se ha completado y el ADHS no puede comentar sobre las investigaciones pendientes. 

Ir a portada