dijo el miércoles que no tiene “ninguna intención hostil” hacia y que sigue abierto a la idea de negociar, después de que calificara una oferta de Washington como “no más que un truco mezquino”.

Kim acusó a la administración del presidente estadounidense, , de llevar a cabo una política hostil contra su nación, dotada de armas nucleares, a pesar de que Washington ha ofrecido en repetidas ocasiones reunirse con funcionarios norcoreanos sin condiciones previas.

“Estados Unidos no alberga ninguna intención hostil hacia la RPDC”, dijo un portavoz del Departamento de Estado en un comunicado, en referencia a la República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial del país.

“Nuestra política exige un enfoque calibrado y práctico que busque una diplomacia seria y sostenida con la RPDC para lograr un progreso tangible que aumente la seguridad de Estados Unidos, nuestros aliados y nuestras fuerzas en el terreno”.

“Estamos dispuestos a reunirnos con la RPDC sin condiciones previas. Esperamos que la RPDC responda positivamente a nuestro acercamiento”, dijo el portavoz, al añadir que Washington apoya la “cooperación intercoreana” como ayuda a la estabilidad en la península.

Kim ha expresado su voluntad de restablecer las líneas de comunicación Norte-Sur a principios de octubre.

Fuente: AFP

VIDEO RECOMENDADO

Joe Biden recibió su tercera dosis de la vacuna contra la covid-19