Estos grupos armados, reconocidos por su tendencia ideológica de extrema derecha, aseguran que su objetivo es defender la Constitución y mantener el orden. Sin embargo, otras organizaciones los consideran como “grupos de odio” (Foto: Reuters)
Estos grupos armados, reconocidos por su tendencia ideológica de extrema derecha, aseguran que su objetivo es defender la Constitución y mantener el orden. Sin embargo, otras organizaciones los consideran como “grupos de odio” (Foto: Reuters)

Sin ser autoridades o algún tipo de cuerpo policial, las milicias armadas se preparan para ejercer una labor de “intimidación” durante las elecciones en , que ellos consideran como una práctica de vigilancia en busca de un proceso limpio. ¿Quiénes son estos grupos de civiles y qué función pretenden cumplir hoy?

MIRA: Trump ante una posible derrota en las elecciones: “Perder nunca es fácil, para mí no lo es”

Caminan con ametralladoras en las manos, cascos de protección militar, entrenan maniobras de ataque en espacios abiertos y prometen una labor de vigilancia en los colegios durante el día de las elecciones, pero no tienen una función oficial. Grupos paramilitares como Proud Boys, Oath Keepers, Three Percenters, entre otros, han proliferado en esta campaña a raíz de las masivas protestas registradas en los últimos meses en el país.

Oath Keepers se formó en 2009 en Las Vegas. Es una de las organizaciones radicales antigubernamentales más grandes de Estados Unidos, según el Instituto de Investigación y Educación en Derechos Humanos (SPLC). La mayoría de sus miembros son militares, veteranos y socorristas que justifican su presencia basándose en teorías conspirativas. En 2018, Elmer Steward Rhodes, su fundador, especuló que si Hillary Clinton llegaba a la presidencia sería a causa de un complot y su primera decisión sería prohibir la posesión de armas de fuego.

Por su parte, Proud Boys es un grupo supremacista blanco que se autodefine como “fraternal y libertario” y niega ser racista, de acuerdo con el diario AS de España. Otra característica es que sus miembros están en contra del islam, pero se consideran un grupo que no promueve la violencia. Una lectura popularizada dentro de este colectivo armado es “Death of the West” de Pat Buchanan, libro que habla sobre el peligro de apoyar la inmigración en un país.

Para la organización contra el odio ADL (Liga contra la Difamación, según sus siglas en inglés), Three Percenters es un movimiento miliciano que basa su nombre en una teoría inexacta, que asegura que solo el 3% de los estadounidenses luchó en la guerra de Independencia contra el ejército británico. De la misma forma en que los patriotas defendieron su nación de la “tiranía” impuesta por la monarquía europea, este grupo tiene como idea proteger a los estadounidenses del poder gubernamental, aunque en la actualidad apoyan firmemente al presidente Donald Trump.

En un reporte de la cadena de televisión Euronews, se informa que los miembros del grupo Oath Keepers prometieron patrullar los colegios electorales el día de la votación.

El objetivo de estos grupos armados, reconocidos por su tendencia ideológica de extrema derecha, es defender la Constitución y mantener el orden. Sin embargo, para la organización de derechos civiles Southern Poverty Law Center (SPLC), son “grupos de odio”. Según el diario ABC de España, suelen organizarse en grupos pequeños en sus localidades, aunque otros se encuentran a nivel nacional, principalmente, en “estados de tendencia republicana y de carácter rural”.

Según SPLC, estos grupos extremistas planean tomar acción en los lugares de votación dentro de estados importantes como Michigan, Pensilvania y Wisconsin.

La alerta que dieron los Oath Keepers de participar como vigilantes en los colegios electorales se da tras las declaraciones del presidente Donald Trump, quien apuntó la mirada de las milicias hacia la votación por correo, cuando garantizó que sus opositores planean perpetrar un fraude para ganar las elecciones. Previo al día electoral, Trump pidió un ejército de observadores o “watchers” electorales para asegurar que haya una votación justa, según USA Today.

Aunque siguen el lema de “ley y orden” invocado por Trump durante las protestas callejeras que se registraron este año, estas milicias también han protagonizado episodios de violencia. Según ABC, un adolescente de 17 años que integraba una de estas milicias asesinó a dos personas y dejó a un herido durante las protestas en Kenosha, Wisconsin. Un hecho similar ocurrió en Portland, cuando un integrante de un grupo de extrema derecha fue impactado a tiros por una persona que pretendía defender a los manifestantes que venían siendo acosados por el miliciano que resultó herido.

TE PUEDE INTERESAR