En marzo de este año fueron arrestados 172.000 inmigrantes, de ellos el 60% (10.900), fueron expulsados inmediatamente en virtud del Título 42, mientras que el resto fueron enviados a instalaciones de CBP y del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Foto: Difusión)
En marzo de este año fueron arrestados 172.000 inmigrantes, de ellos el 60% (10.900), fueron expulsados inmediatamente en virtud del Título 42, mientras que el resto fueron enviados a instalaciones de CBP y del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Foto: Difusión)

El procurador general de , Ken Paxton, demandó al presidente de , , por presuntamente alentar la propagación del en su jurisdicción. Texas es un Estado que se ubica en la frontera con y desde que Biden asumió el mando, el 20 de enero de 2021, sus oficinas de aduanas y albergues permanecen abarrotadas por en busca de asilo.

MIRA: EE.UU.: Logros y tareas pendientes en los primeros 100 días de Joe Biden en el poder

A diferencia de su antecesor, Donald Trump, el nuevo presidente tiene la política de permitir el ingreso de extranjeros a su país, en su mayoría menores de edad sin la compañía de algún padre o tutor legal o familias con niños pequeños. Esta medida ha generado que las Oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y los albergues abiertos por el Gobierno se abarroten.

Paxton califico de imprudente el cambio de política. “La absoluta indiferencia del presidente Biden a la crisis de salud pública en Texas al dar la bienvenida y alentar reuniones masivas de extranjeros indocumentados es hipócrita y peligrosa. La ley debe ser respetada y aplicada para garantizar la seguridad de nuestras comunidades”, declaró el procurador estatal a los medios.

Comunicado

Además, la oficina de la Procuraduría General de Texas ha emitido un comunicado.

“La administración Biden ha amenazado la salud de los texanos sin justificación ni explicación de sus acciones. Al tiempo que abandona sus propios estándares, no ha logrado aplicar el apoyo a la Ley de Inmigración y Nacionalidad, una ley federal antigua que requiere la detención de extranjeros que llegan a los Estados Unidos y que podrían transmitir enfermedades de importancia para la salud pública”, dice el texto.

El procurador sostiene que mantener los centros de detenciones repletos de inmigrantes “se aparta” de las reglas establecidas por las autoridades sanitarias de mantener la distancia social, especialmente en ambientes cerrados, y crea una crisis innegable en nuestra frontera sur. Ken Paxton ya ha querellado anteriormente al gobierno de Biden por sus políticas contradictorias.

Pandemia

Durante el gobierno de Donald Trump se dispuso la expulsión de todos los migrantes que llegaban a la frontera. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), amparado en el Título 42, obligaban su retito sin darles la oportunidad de solicitar asilo o protección con el argumento de la emergencia sanitaria por la pandemia.

Pese a que el presidente Biden realizó muchos cambios en la política migratoria que dejó Trump, el Título 42 sigue vigente, aunque, para mantener su visión “más humana” de esta situación, sí aceptó a menores no acompañados y familias con niños pequeños.

En marzo de este año fueron arrestados 172.000 inmigrantes, de ellos el 60% (10.900), fueron expulsados inmediatamente en virtud del Título 42, mientras que el resto fueron enviados a instalaciones de CBP y del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) mientras tramitaban su solicitud de permanencia en el país. Esa situación hizo que estos lugares se desbordasen de personas, muchas de las cuales dieron positivo a las pruebas del COVID-19 y debieron ser aisladas.

Según Paxton los solicitantes de asilo deben esperar en México hasta que se resuelva su pedido y ha demandado al Gobierno de Estados Unidos se respete esa política. También ha pedido que se respete la regla de carga pública, con la cual se podía negar la residencia legal permanente a inmigrantes que recurrieran a la asistencia pública. Paxton ya le ganó una demanda a Biden, cuando la corte bloqueó la medida de paralizar las deportaciones por 100 días, una de las primeras que adoptó Biden al llegar a la Casa Blanca.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR