El estudio busca ofrecer datos comparativos sobre los estados del país que cuentan con políticas sobre el uso de mascarillas y los que no. (Foto: AFP)
El estudio busca ofrecer datos comparativos sobre los estados del país que cuentan con políticas sobre el uso de mascarillas y los que no. (Foto: AFP)

La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston, en , realizó una investigación para determinar las cifras de contagios en los estados del país que implementaron el uso de las mascarillas para frenar los contagios del frente a los que no.

MIRA: Adultos mayores podrán acudir a centros de vacunación los domingos de inmovilización social

El resultado fue publicado en la revista y se registró un descenso en los contagios por coronavirus de más del 75% en los estados que obligaban al uso del barbijo. En Estados Unidos, las políticas sobre el uso de mascarillas han variado de un estado a otro durante el transcurso de la pandemia.

Para la investigación se utilizaron los datos disponibles públicamente sobre las reglas en el país acerca del uso de mascarillas en el público con respecto a las tasas de incremento y disminución en los contagios por COVID-19.

Para los 50 estados y el Distrito de Columbia (DC), estos datos se extrajeron por cada mes de abril a septiembre del 2020, de esta manera lograron medir el impacto en las tasas de contagios que van desde mayo a octubre del 2020.

Los estados con los niveles más bajos de adherencia al uso de las mascarillas tenían más probabilidades de tener tasas altas de COVID-19 en los meses siguientes, independientemente de la política de las mascarillas o los factores demográficos.

Este análisis sugiere y comprueba que una alta adherencia al uso de mascarillas podría ser un factor clave para reducir la propagación del coronavirus no solo en Estados Unidos, sino también en el mundo.

Hace un año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que las mascarillas podrían servir para detener en cierta parte el impacto de la pandemia, pero por otra parte también aclaró ciertas indicaciones puntuales sobre algunas de ellas como por ejemplo las que son hechas de tela o la manipulación de las mismas.

“Si la mascarilla se toca a menudo con las manos sucias y se contamina, o si se mantiene sobre otras zonas de la cara o la cabeza y después se vuelve a colocar sobre la boca y la nariz puede aumentar los contafios”, explicó la entidad.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR