Una estatua de Cristóbal Colón fue decapitada en la noche del martes en Boston (Estados Unidos), última víctima del movimiento que exige la retirada de estatuas consideradas, por los manifestantes, como símbolo del racismo, reactivado por las manifestaciones tras la muerte de.

Otra estatua de Colón fue vandalizada en el centro de Miami, cubierta con pintura roja y mensajes que decían "Nuestras calles", "Black Lives Matter" (Las vidas negras importan) y "George Floyd", antes de que la policía hiciera varios arrestos, según el periódico Miami Herald.

El martes, una estatua del explorador había sido arrancada y arrojada a un lago en Richmond, Virginia, según el diario local Richmond Times-Dispatch.

Los incidentes se producen en momentos en que aumenta la presión en Estados Unidos para librar al país de los monumentos asociados con el racismo, tras manifestaciones masivas después del asesinato de Floyd, un hombre negro, a manos de un policía blanco en Minneapolis hace dos semanas.

Estatua de Cristóbal Colón a la que le quitaron la cabeza en el Christopher Columbus Waterfront Park en Boston. (Tim Bradbury/Getty Images/AFP).
Estatua de Cristóbal Colón a la que le quitaron la cabeza en el Christopher Columbus Waterfront Park en Boston. (Tim Bradbury/Getty Images/AFP).

Colón, a quien los libros escolares presentaron durante siglos como “el descubridor de América”, es considerado por muchos ahora como uno de los responsables del genocidio de indígenas, y asociado a los defensores de la esclavitud.

La policía de Boston fue alertada de la decapitación poco después de la medianoche del miércoles, dijo un portavoz policial. El caso es investigado y por ahora no hay arrestos, precisó.

Los restos de la estatua del navegante genovés que llegó a América en 1492 financiado por la Corona española se halla sobre un pedestal en el parque Cristóbal Colón, en el corazón de la ciudad.

Desde hace varios años era blanco de polémica, como otras estatuas de Colón en el país y en el mundo, y ya había sido grafiteada.

Una estatua de Cristóbal Colón, que fue derribada por los manifestantes, es cargada a un camión en St Paul, Minnesota. (Stephen Maturen/Getty Images/AFP).
Una estatua de Cristóbal Colón, que fue derribada por los manifestantes, es cargada a un camión en St Paul, Minnesota. (Stephen Maturen/Getty Images/AFP).

Una corredora que pasaba frente a la estatua decapitada dijo que aprobaba el gesto.

“Me parece bien capitalizar” la ola de manifestaciones contra el racismo que sacude el país, dijo sin identificarse. “Al igual que los afrodescendientes de este país, los indígenas fueron maltratados. Este movimiento es poderoso y (la decapitación) es muy simbólica”.

Decenas de ciudades estadounidenses reemplazaron la celebración del “Día de Colón” en octubre (feriado nacional desde 1937) por un día de homenaje a los pueblos indígenas. Pero ni Boston ni Nueva York, que congregan grandes comunidades de origen italiano, lo hicieron.

El alcalde de Boston, Martin Walsh, condenó el vandalismo, pero informó que la estatua fue retirada el miércoles, a la espera de una decisión definitiva sobre su destino.

TE PUEDE INTERESAR: