Indonesia: 'La familia muerte' detrás de los atentados suicidas contra iglesias cristianas que dejaron 13 fallecidos

Una familia completa, entre los que se encontraban dos niñas, son los culpables de uno de los mayores atentados suicidas de Indonesia.

Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS
Indonesia atentado ISIS

Más sobre:

Indonesia,

ISIS

Seis miembros de una misma familia, entre ellos dos niñas, hoy llamados 'La familia muerte' del ISIS , perpetraron este domingo tres atentados suicidas contra iglesias en Indonesia, dejando 13 muertos y decenas de heridos.

Los tres atentados, reivindicados por el grupo yihadista ISIS , golpearon muy temprano tres iglesias de Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia, en el este de la isla de Java.

'La familia muerte' , formada por la madre, el padre, dos hijos de 16 y 18 años y dos niñas de 9 y 12 años, es responsable del ataque, anunció el jefe de la Policía nacional, Tito Karnavian. Estaba vinculada al movimiento radical Yamaah Ansharut Daulah, un grupo afín al ISIS

De acuerdo a la información de la prensa local, la madre  identificada como Puji Kuswati, y sus dos hijas vestían niqabs y llevaban bombas alrededor de la cintura cuando entraron en la iglesia Kristen Indonesia Diponegoro para hacerse explotar.

Alrededor de 13 personas murieron y unas 40 resultaron heridas , el peor balance de víctimas en el país desde los ataques contra dos hoteles de lujo de Yakarta en 2009, en los que fallecieron nueve personas.

Estos atentados se llevaron a cabo unos días antes del comienzo del Ramadán en este país del sureste asiático, en alerta tras los atentados allí ocurridos en los últimos años, algunos de los cuales por el ISIS .

La policía desarmó dos bombas sin explotar en Gereja Pantekosta Pusat Surabaya, la iglesia pentecostal del centro de Surabaya.

En 2002 se produjo el peor atentado en la historia del país, cuando 202 personas murieron en Bali, la isla más turística del país, incluyendo muchos extranjeros.

El ataque llevó a la policía a lanzar una vasta ofensiva contra los extremistas islamistas y debilitó las redes más peligrosas, según los expertos. Pero el ISIS logró movilizar de nuevo la facción extremista indonesia.

Ir a portada