Michael Bucknell ha luchado para conseguir dinero tras afrontar situaciones que dificultaron su permanencia en las calles de Wakefield. (Foto: Referencial / Pixabay)
Michael Bucknell ha luchado para conseguir dinero tras afrontar situaciones que dificultaron su permanencia en las calles de Wakefield. (Foto: Referencial / Pixabay)

Michael Bucknell es un indigente inglés que vivía en las calles de Wakefield, Yorkshire, Inglaterra, pidiendo limosna para sobrevivir mientras el país era golpeado por la pandemia del COVID-19. Sin embargo, gracias a su sinceridad plasmada en un cartel pudo juntar dinero y encontrar un hogar antes de las fiestas navideñas.

¡Suscríbete a nuestro Café de noticias! El newsletter para que te enteres de lo importante antes que nadie, siempre a nuestro estilo

Según , el hombre atravesó momentos complicados y humillantes por parte de transeúntes que le gritaban, escupían y acusaban de ser adicto a las drogas debido a su condición.

El ciudadano también asegura que tuvo fuertes altercados con los propietarios de varios establecimientos donde él se instalaba, ya que consideraba que brindaba mal aspecto y espantaba a los comensales.

“No me gusta mendigar, lo encuentro bastante degradante. Me han escupido, golpeado, acusado de pedir dinero solo para consumir drogas. Solo soy alguien que ha atravesado tiempos difíciles, he tenido altibajos a lo largo de mi vida y recientemente quería un lugar al que llamar hogar”, dijo.

“Me dije a mí mismo: ‘Quiero estar fuera de las calles antes de Navidad’ y ahora la gente me ha dado ese regalo de Navidad”, agregó.

Harto de su presente, Michael Bucknell optó por crear un letrero donde explicaba su situación para intentar conseguir el apoyo de las personas de Wakefield Aldi, quienes respondieron de la mejor manera posible.

El cartel decía: “Soy Michael, no consumo drogas ni alcohol, simplemente tengo la mala suerte de quedarme sin hogar. Estoy buscando trabajo o cualquier otro trabajo. Gracias por tu ayuda y amabilidad, Michael”.

Michael Bucknell hizo un letrero a mano y se lo llevó a donde está sentado fuera de Wakefield Aldi. (Foto: Yorkshire Live)
Michael Bucknell hizo un letrero a mano y se lo llevó a donde está sentado fuera de Wakefield Aldi. (Foto: Yorkshire Live)

Una mujer llamada Mollie May se detuvo a contemplar el mensaje y tomó una fotografía que fue publicada en Facebook con la intención de hacer un llamado a sus contactos para que puedan ayudar al hombre de bajos recursos.

Gracias a la publicación, Michael pudo recaudar 150 libras gracias a las donaciones del pueblo de Wakefield Aldi y conseguir una vivienda en Dominion Housing Services, la cual proporciona un espacio a las personas desempleadas de dicha localidad.

“Estoy empezando desde cero, pero estoy mejorando”, dijo Michael Bucknell.

“Es un nuevo comienzo y espero que sea un nuevo capítulo de mi vida. Se siente brillante, no puedo agradecer lo suficiente al público. Me ayudaron de una manera importante (…) Ahora que estoy fuera de las calles voy a aprovechar esta oportunidad con ambas manos y no dejarla pasar”, añadió.

VIDEO RECOMENDADO

Las cinco llamadas más escalofriantes al 911
Aquí te presentamos una recopilación de las llamadas más perturbadoras al 911 registradas en audio.