Argentina: El macabro asesinato de Sheila, la niña de 10 años que fue estrangulada por la hermana de su mamá y su pareja

El cuerpo de la menor fue hallado dentro de una bolsa entre la basura muy cerca a su vivienda. Sus tíos la mataron al estar bajo la influencia del alcohol y las drogas.

Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina
Crimen de Sheila en Argentina

El asesinato de la pequeña Sheila Ayala, de 10 años, ha conmocionado a todo Argentina , tras descubrirse que sus tíos la estrangularon sin razón aparente y, según su confesión, bajo los efectos de las drogas.

Sheila Ayala era una niña muy querida en su barrio, asistía a misa los domingos y soñaba con convertirse en bailarina, pero la muerte estaba cerca a ella. De repente desapareció y cuatro días después su pequeño cuerpo fue hallado en una bolsa entre la basura que se acumula en un lugar cercano a su vivienda.

En un inicio se sospechó de vecinos y hasta del propio padre de la menor, a quien acusaron de 'apostar' a la niña en una pelea de gallos a la que asistía constantemente. Sin embargo, la hermana de la mamá de Sheila y su esposo terminaron confesando el macabro crimen.

Leonela Ayala y su pareja Fabián González, tras un intenso interrogatorio, confesaron haber asesinado a Sheila. "Tomamos alcohol y drogas y no sabemos qué pasó", afirmaron ante la policía argentina.

Ambos tuvieron cuatro días secuestrada a la menor y la policía se centró en ellos luego que se negaran el ingreso a las autoridades a su vivienda y una vez dentro de ella la cantidad de moscas que sobrevolaban una cama terminó de cerrar el círculo: se hallaron restos de la pequeña Sheila.

Sobre ese colchón había bolsas, iguales a la que usaron para descartar el cuerpo de la víctima, cintas y un muñeco de “Hello Kitty”. La pareja trató de ocultar el cuerpo de Sheila en esa vivienda, pero cuando ya no pudieron hacerlo, lo envolvieron y lo tiraron por el balcón a un hueco, donde finalmente fue hallado por la policía.

Los resultados de la autopsia de Sheila revelaron que murió por estrangulamiento, pero no presentaba abuso sexual.

Con el paso de los días, la tía de Sheila, Leonela Ayala, cambió su manifestación y negó ser parte del crimen. "No sé qué pasó. No estuve en el lugar. Me fui de mi casa con mis hijos", declaró.

CADENA PERPETUA

Los tíos de Sheila han sido acusados por el delito de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía y podrían ser condenados a cadena perpetua.

En tanto, vecinos, familiares y amigos de Sheila salieron a las calles pidiendo justicia para la pequeña y condena de muerte para los asesinos.

Ir a portada