Tanto la FIFA como la UEFA y las ligas locales de los clubes que han confirmado su participación en el proyecto Superliga Europea han condenado el formato y lo han señalado de elitista. (Foto: Denis Charlet / AFP)
Tanto la FIFA como la UEFA y las ligas locales de los clubes que han confirmado su participación en el proyecto Superliga Europea han condenado el formato y lo han señalado de elitista. (Foto: Denis Charlet / AFP)

El anuncio de la creación de la Superliga Europea que se dio este domingo ha dividido al en dos bandos: los que la apoyan y los que la tildan de discriminadora y opuesta a los valores del balompié. Este sismo futbolístico, sin embargo, no solo se ha limitado a los camerinos y los máximos entes del deporte sino que han provocado que diferentes autoridades se pronuncien al respecto.

MIRA: Venezuela: abogada que es locutora y estilista solo logra ganar 55 dólares al mes

La iniciativa ha sido impulsada por 12 de los equipos más grandes del fútbol europeo: Real Madrid, Atlético de Madrid y Barcelona de España; Juventus, Inter de Milán y Milán de Italia; Liverpool, Chelsea, Arsenal, Manchester United, Manchester City y Tottenham de Inglaterra. Además, esperan que otros 3 grandes clubes se sumen para finalizar la lista de 15 fundadores.

El argumento, explicado en un comunicado conjunto, es que el torneo será una respuesta a la “inestabilidad económica” generada a raíz de la pandemia de coronavirus.

La Superliga Europea, sin embargo, parece cosechar más opositores que seguidores durante estas primeras horas, pese a que aún no se conoce a detalle la fecha a disputarse ni se ha completado la lista de 20 participantes (15 fundadores + 5 clasificados) con las que planea contar.

Los opositores no solo se limitan al ambiente futbolístico, escalando la discusión hasta las más altas esferas políticas europeas. El primero en pronunciarse al respecto fue el presidente francés, Emmanuel Macron, quien aseguró considerarla “una amenaza al principio de solidaridad y el mérito deportivo”.

El mandatario señaló además que “el Estado francés apoyará toda iniciativa de la Liga de Fútbol Profesional, la Federación Francesa de Fútbol, la UEFA y la FIFA para proteger la integridad de las competiciones federativas nacionales y europeas”.

La ministra de Deportes de Francia, Roxana Maracineanu, no dudó en señalar que a la docena de equipos que han confirmado su participación pretenden crear un “club vip de poderosos”.

A la fecha, ningún equipo de la liga francesa ha confirmado que participará de la competición, aunque algunos rumores previos al anuncio del torneo señalaban que el Paris Saint Germain (PSG), famoso por contar entre sus filas con la superestrella brasileña Neymar, podía estar entre los fundadores.

, los dueños del PSG consideraron de “irrespetuoso” el formato planteado.

El primer ministro británico, Boris Johnson, utilizó su cuenta en Twitter para también rechazar la idea de la Superliga por las consecuencias que traería para los torneos nacionales.

“Los planes para la Superliga Europea serían altamente dañinos para el fútbol y apoyamos a las autoridades futbolísticas en sus acciones. (La iniciativa) dañaría al corazón de las ligas locales y preocupa a los aficionados de todo el país”, escribió Johnson.

“Los clubes involucrados deben responder a sus fanáticos y a la gran parte de la comunidad futbolística antes de tomar nuevos pasos”, añadió en otro tuit.

Con 6 confirmados hasta el momento, los clubes ingleses conforman la mitad de los clubes fundadores.

El ministro de Cultura y Deporte de España, José Manuel Rodríguez Uribes, se mostró más cauto al momento de hablar con la prensa y señaló que ha decidido “escuchar a todos los actores para tener un criterio formado y con fondo”. Por el momento los 3 clubes más importantes de España han asegurado su participación, pero además el presidente del Real Madrid Florentino Pérez ha sido anunciado como la cabeza de la organización del torneo.

En esa línea, Rodríguez aseguró haber hablado con los presidentes de La Liga y la Federación Española, y anunció que hará lo propio con las cabezas del Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid además del presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin.

En cuanto a Italia, donde los 3 clubes más grandes ya anunciaron que participarán, el encargado de pronunciarse fue Enrico Letta, exprimer ministro y actual secretario general del Partido Democrático, quien llamó a no discriminar la participación de los equipos en base a su capacidad financiera.

“¿La idea de una Superliga para los clubes más ricos? Un sinsentido. En Europa el formato NBA no podría funcionar. La mejor parte del deporte está en dar oportunidades en lugar de quitarlas. De otro modo no tendríamos hermosas historias como la del Atalanta, Leicester, Ajax y muchas más por venir”, escribió en su cuenta de Twitter.

Otra autoridad, esta vez del bloque europeo, que se pronunció respecto a la Superliga fue el Comisario Europeo de Modo de Vida, el griego Margaritis Schinas, quien considera que el formato atenta contra los principios de “diversidad” e “inclusión” que intenta fomentar en el Viejo Continente.

“Debemos defender un modelo europeo de deporte basado en valores, en la diversidad y en la inclusión. No se trata de reservarlo para los pocos clubes ricos y poderosos que quieren romper lazos”, escribió en su cuenta de Twitter.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR