Yevgeny Prigozhin, a la izquierda, es conocido como "el chef de Vladimir Putin". (Reuters).
Yevgeny Prigozhin, a la izquierda, es conocido como "el chef de Vladimir Putin". (Reuters).

Acusado de dirigir una “fabrica del trolls” virtual para influir en las elecciones estadounidenses del 2016, ex vendedor de hotdogs, encarcelado durante nueve años por robo y fraude y actual miembro del top 100 de las personas más ricas de .

MIRA: Johnson dice que la vacuna aprobada de Pfizer permitirá “recuperar nuestras vidas”

Así es como se le conoce a Yevgeny Prigozhin, un empresario gastronómico ruso que es conocido por ser una de las figuras más cercanas al presidente de su país, Vladimir Putin, a quién conoció en el año 2001.

También conocido como el “chef de Putin”, Prigozhin de 59 años, se hizo conocido cuando el gobierno de Estados Unidos lo acusó y sancionó por intromisión en las elecciones de 2016, acusación que él niega.

Además, según investigaciones de diferentes periodistas rusos, el magnate estaría ligado al grupo Wagner, una compañía militar privada alineada con los intereses del gobierno de Putin, que utilizan métodos brutales y mercenarios para captar, torturar y asesinar a víctimas.

Cuando Concord Catering, una de sus compañías de catering, ganó un concurso público para abastecer de alimentos a una escuela rusa, fue demandada junto a otras de sus empresas por ocasionar causar disentería, una enfermedad estomacal que provoca diarrea sanguinolenta, a 130 niños.

Tras este episodio sus principales demandantes fueron Alexei Navalny, el político y abogado ruso opositor del gobierno de Putin que hace unos meses casi muere a causa de envenenamiento y Liubov Sóbol, activista y miembro de la Fundación Anticorrupción. Navalny y Sobol perdieron la demanda contra Prigozhin y sus empresas y tuvieron que pagar un millón de euros en daños y perjuicios.

Recientemente, Yevgeny Prigozhin ha demandado a Navalny por vulneración de su dignidad y daños al honor por llamarlo “ladrón” y acusarlo de “suministrar carne podrida a guarderías y escuelas” a través de un tweet, así como a Sóbol quien lo llamó “imbécil”, “borracho de poder” y también lo acusó por “envenenar” niños durante una entrevista.

Pide que le paguen una suma que equivale a 55.000 euros.

Prigozhin ha organizado banquetes para Putin y otros líderes extranjeros que visitan Rusia. (Getty Images).
Prigozhin ha organizado banquetes para Putin y otros líderes extranjeros que visitan Rusia. (Getty Images).

Su llegada al poder

Prigozhin conoció a Putin en el 2001, mucho después de haber sido encarcelado y vender hotdogs. Dos años más tarde fue seleccionado para proporcionar el catering para la fiesta de cumpleaños del mandatario ruso y a partir de entonces se le conoció como “el chef de Putin”.

Desde el 2003 ha incrementado sus ganancias, debido a que su empresa Concord Catering ganó múltiples concurso públicos para alimentar escuelas y militares.

Según un documento asociado a sus sanciones con Estados Unidos, dice que tiene mansiones en Islas Caimán, Seychelles y un yate de lujo. Además, también afirman que realiza constantes viajes a Europa, África y Medio Oriente

Estos documentos estadounidenses explican que el chef tiene negocios con el Ministerio de Defensa ruso y un medio de comunicación llamado Patriot, que se encarga de demostrar “las cosas buenas que están pasando en el país” frente a los medios que ellos llaman “anti-Rusia”.

Las acusaciones del chef

Este hombre de perfil discreto fue conocido tras ser acusado por Estados Unidos de dirigir a la Agencia de Investigación de Internet (IRA) que tiene sede en San Petersburgo, desde donde influyeron en los comicios presidenciales del 2016.

Las investigaciones indican que Rusia intentó favorecer a la campaña electoral de quien resultó electo como presidente de EE.UU. dicho año, Donald Trump. Sin embargo, Prigozhin niega estas acusaciones.

Las autoridades estadounidenses afirman que estas “operaciones de influencia” estuvieron llenas de “personajes ficticios” que difundieron información falsa por redes sociales.

Los estadounidenses son personas muy impresionables; ven lo que quieren ver. No estoy en absoluto molesto por estar en esta lista. Si quieren ver al diablo, que lo vean”, fue lo que declaró cuando conoció los cargos en su contra.

En noviembre del 2019 Facebook dijo que había suspendido tres cuentas rusas destinadas a influir de forma encubierta a varios países africanos.

Las páginas canceladas estaban dirigidas para personas de Sudán, Libia, República Centroafricana, Madagascar, República Democrática del Congo, Mozambique, Costa de Marfil y Camerún.

Por otra parte, periodistas rusos que investigaban al grupo militar ruso Wagner, descubrieron que Yevgeny Prigozhin estaría ligado a ellos.

Los informes indicarían que hay un vínculo entre Rusia y este grupo de mercenarios que desea tomar el control de minas de oro y diamantes dentro de la República Centroafricana.

TE PUEDE INTERESAR

TE PUEDE INTERESAR: