Steve Gallant (izquierda) luchó contra Usman Khan en el Puente de Londres, después de que Khan mató a Jack Merritt (derecha). (Foto: PA / The Guardian)
Steve Gallant (izquierda) luchó contra Usman Khan en el Puente de Londres, después de que Khan mató a Jack Merritt (derecha). (Foto: PA / The Guardian)

Steven Gallant, un hombre condenado por asesinato, obtendrá una reducción de su condena tras la intercesión de la reina de Inglaterra, .

MIRA: Condenan a muerte a cinco implicados en una violación en grupo en Bangladesh

Gallant, de 42 años, fue sentenciado a 17 años de prisión en 2005 por matar frente a un pub de Hull al bombero Barrie Jackson, de 33. Sin embargo, el 29 de noviembre del 2019, había salido de la cárcel con un permiso para asistir a una conferencia sobre rehabilitación de presos en el edificio Fishmongers' Hall, junto al río Támesis, y terminó convertido en un héroe.

Durante ese evento, el terrorista Usman Khan, condenado previamente por haber planeado un atentado contra la Bolsa de Londres, apuñaló de muerte a dos de los organizadores de la conferencia.

Gallant utilizó un gran colmillo de narval ornamental que estaba colgado en una de las paredes de la sala para perseguir al atacante hasta el puente de Londres, donde fue abatido a tiros por la policía.

Gallant y otros civiles fueron alabados como héroes por haber evitado que se produjeran más pérdidas humanas al atacar al agresor con un colmillo de narval de 1,5 metros de largo y un extintor.

Las dos víctimas mortales del ataque de Londres -Saskia Jones, de 23 años, y Jack Merritt, de 25- trabajaban en una reunión sobre la rehabilitación de presos a la que Khan asistió.

“Steve se merece plenamente este perdón o reducción de sentencia. Es fantástico. Estaba muy cerca de Jack y cambió su vida y se reformó. Estoy muy contento por él”, , David Merritt, papá de Jack, una de las víctimas de Khan.

Gallant y Merritt se habían conocido en el año 201, a través de Jack, que laboraba en el servicio de rehabilitación Learning Together. Merritt había sido mentor de Gallant tras las rejas, y Gallant lo describió como un “modelo a seguir y amigo”.

Una decisión difícil

El Ministerio de Justicia declaró el sábado que la reina había utilizado la “prerrogativa real de gracia” para llevar el caso de Steven Gallant ante la comisión de libertad condicional 10 meses antes de lo previsto, según la agencia de prensa Press Association (PA).

Tras evaluar esa actuación, el Ministerio de Justicia ha avanzado en 10 meses la tramitación de su petición de libertad condicional “en reconocimiento a su extraordinaria y valiente acción”.

“Es cierto que me impusieron una pena severa por mis acciones. Una vez que acepté mi castigo, decidí buscar ayuda. Cuando vas a la cárcel, pierdes el control de tu vida. Mejorarse se convierte en una de las pocas cosas que puede hacer mientras reduce la carga existente sobre la sociedad”, declaró Gallant a los medios locales.

En tanto, Neil Hudgell, abogado de Gallant, señaló que este siente una deuda de gratitud con todos aquellos que lo ayudaron a lograr una prerrogativa real de misericordia y que le apasiona utilizar sus conocimientos y experiencias para ayudar a otros a alejarse del crimen.

Por su parte, familia del bombero asesinado por Gallant ha avalado esa decisión, según el diario “The Guardian”.

El hijo de Jackson, de 21 años, dijo al Daily Mirror del Reino Unido: “En mi opinión, Gallant casi ha cumplido su condena y si alguien se ha sometido a rehabilitación y cambio, lo que parece que ha hecho, entonces es bastante justo”.

El último asesino que recibió un indulto real fue el exlíder del IRA e informador de la policía Sean O’Callaghan, quien fue liberado hace casi 25 años.

TE PUEDE INTERESAR