El pueblo de Allende fue uno de los más afectados por Los Zetas. (Expansión)
El pueblo de Allende fue uno de los más afectados por Los Zetas. (Expansión)

En 2011 en el pequeño pueblo mexicano de Allende, a 60 kilómetros de la frontera de con , comenzó una masacre olvidada a manos de que ahora está siendo reflejada en la serie ‘Somos.’ de Netflix. Los fantasmas del cartel más temido, aunque de corta duración, aún siguen presentes, dejando a su paso cientos de muertes inocentes.

TAMBIÉN LEE: LA MARA SALVATRUCHA, LA PANDILLA HISPANA MÁS FEROZ DE EE.UU.: HISTORIA DE UNO DE SUS CRÍMENES MÁS DESALMADOS

La historia de Los Zetas se remonta a 1997 cuando Arturo Guzmán Decena deserta del ejército mexicano debido a los bajos sueldos y se encarga de reclutar militares de élite para el Cartel del Golfo, que encabezaban Juan García Abrego y Osiel Cárdenas Guillén.

Sin embargo, hubo una ruptura con el Cartel del Golfo, se separaron y fundaron Los Zetas, dirigido por Heriberto Lazcano Lazcano, también exmilitar como Guzmán Decena.

Según investigaciones periodísticas en la formación de los nuevos integrantes participaron 14 exmilitares, a quienes llamaron el “grupo de los 14″ o Los Zetas primera generación. Posteriormente, se fueron sumando más integrantes hasta llegar a 67.

TAMBIÉN LEE: EMMA CORONEL, ESPOSA DE ‘EL CHAPO’ GUZMÁN Y SU SESIÓN DE FOTOS INÉDITA COMO MODELO

En años posteriores debido a muchas bajas de Los Zetas, la organización criminal comenzó a reclutar jóvenes y adolescentes sin experiencia en el campo de batalla, pero que se querían sumar por el dinero.

Los Zetas aplicaron el salvajismo desde su fundación: matanzas de inmigrantes, decapitaciones, operativos hechos con precisión militar. Para el cartel nada era imposible mientras se aplicara el miedo, la fuerza y la muerte.

La organización criminal también crecía en los negocios ilegales de apuestas, contrabando de cigarrillos y cervezas, trata de personas y el narcotráfico, donde más dinero ganaban.

En México hay más de 2 mil fosas comunes. En ellas, se encontraban cadáveres mutilados por los carteles. (AFP)
En México hay más de 2 mil fosas comunes. En ellas, se encontraban cadáveres mutilados por los carteles. (AFP)

GUERRA CON EL CARTEL DEL GOLFO

Los Zetas y el Cartel del Golfo libraron una batalla en el norte de México que se llevó cientos de vidas inocentes. La guerra de estos carteles fue larga y desgastante.

En octubre de 2012, Heriberto Lazcano Lazcano, líder de Los Zetas, fue asesinado por las fuerzas militares mexicanas siendo sucedido por Miguel Treviño Morales, alias Z-40. Su hermano menor Omar Treviño, también conocido como Z-42, fue la cabeza más visible del grupo sanguinario.

Tras la muerte de su líder, la organización criminal se sintió más debilitada mientras que los otros carteles también recurrían a los mismos métodos que sus rivales y contrataban exmilitares para luchar contra Los Zetas.

¿CÓMO FUE LA CAÍDA DE ‘LOS ZETAS’?

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, Los Zetas perdieron fuerza y territorio. De todos los estados que controlaban tuvo que replegarse a seis en 2013. Ya para 2016, la Procuraduría General de la República (PGR) afirmaba que solo concentraba su fuerza en el estado de Tamaulipas.

Los rivales de la organización criminal se habían unido para quitarles territorio y había funcionado como habían querido.

Poco a poco, Los Zetas se quedaron sin terreno, sus líderes eran asesinados y capturados y otros se alejaban para formar su propio cartel como fue el caso de Juan Gerardo Treviño Chávez, ‘El Huevo’, líder del Cartel del Noroeste.

La guerra contra los carteles continúa en México. No están Los Zetas, aunque quedan rezagos, pero hay otras organizaciones criminales contra las que el actual gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con ayuda de las instituciones gubernamentales estadounidenses intentan hacerle frente al narcotráfico.

TE PUEDE INTERESAR: