Familiares y amigos de dos jóvenes que fueron atropelladas en la Ciudad de México protestaron este jueves e instaron a las autoridades a buscar a Diego Helguera, quien presuntamente conducía en estado de ebriedad el coche con el que se abalanzó sobre ellas. (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)
Familiares y amigos de dos jóvenes que fueron atropelladas en la Ciudad de México protestaron este jueves e instaron a las autoridades a buscar a Diego Helguera, quien presuntamente conducía en estado de ebriedad el coche con el que se abalanzó sobre ellas. (Foto: EFE/Sáshenka Gutiérrez)

Familiares y amigos de dos jóvenes hospitalizadas en condición crítica protestaron en Ciudad de México el jueves e instaron a las autoridades a buscar a Diego Helguera, quien, según testigos, en estado de ebriedad las arrolló con su vehículo tras ser expulsado de una reunión.

“Quiero que haya justicia para este tipo, esta marcha la estamos haciendo por mi hermana, porque ella es una persona que le echa ganas y no tiene problemas con nadie. Estamos haciendo la marcha porque queremos que se haga justicia no solo por mi hermana también por su amiga”, dijo Kevin, hermano de Fernanda Olivares, conocida como Polly, una de las jóvenes atropelladas.

Las declaraciones las hizo frente a la fiscalía de Ciudad de México, hasta donde la marcha caminó desde el Palacio de Bellas Artes para pedir reunirse con las autoridades, a quienes acusaron de no estar actuando para encontrar a Diego Helguera, mientras que Polly, de 26 años, y Fernanda Cuadra, de 31 años, están ingresadas en el hospital en estado grave.

Por la noche, la Fiscalía de General de Justicia de la Ciudad de México se reunió con los familiares de las víctimas, quienes mostraron preocupación por alguna posible represalia en su contra por parte de los familiares del posible agresor, mientras que los abogados solicitaron que el tema se vea con perspectiva de género.

Además, los familiares señalaron la necesidad que se evalúe la custodia para las víctimas directas e indirectas por parte de personal de la Policía de Investigación (PDI).

El caso

Según dijo a Efe Alberto Guerrero, amigo de Polly desde hace 15 años, el pasado sábado por la noche “menos de diez personas” se reunieron en la casa de Fernanda, en la zona de Iztacalco, en el oriente de la capital.

Un amigo de Polly invitó a Diego Helguera, quien llegó en estado de ebriedad al lugar y continuó bebiendo, por lo que le pidieron las llaves de su automóvil para que no saliera y causara un accidente.

Por eso, el joven se molestó y empezó a insultar a quienes estaban en la casa e incluso vomitó en varios lugares.

Fernanda se cansó y “decidió correrlo (echarlo) de su casa”. Esto le causó un gran enfado “y el resultado fue aventarles el carro”, relató Alberto, quien insistió en que le parece “injusto” que las autoridades lleven desde entonces sin buscar al hombre, quien huyó después del atropello, en el que arrastró a Polly más de 250 metros bajo su auto.

Polly se encuentra en coma inducido con quemaduras en varias partes de cuerpo y una fractura de cráneo, además de otros huesos rotos.

Las dos jóvenes, que fueron arrolladas por Diego Helguera, se encuentran en estado crítico. (Captura: Azteca TV)
Las dos jóvenes, que fueron arrolladas por Diego Helguera, se encuentran en estado crítico. (Captura: Azteca TV)

Mientras que Fernanda Cuadra tiene varias fracturas y, según dijo la familia en días recientes, podría perder un ojo y la audición.

El atropello fue grabado por varias cámaras de seguridad de la Ciudad de México y se hizo público hace días, causando enorme conmoción en las redes sociales y en la opinión pública.

Hace dos días se filtró un mensaje de audio que presuntamente Diego compartió a un amigo y en el que dice frases como “yo no me voy a ver encerrado” o “ya para qué sigo aquí, sin sueños, ni nada y odiado por la sociedad”.

Los familiares más cercanos de ambas jóvenes entraron este jueves a la fiscalía capitalina pidiendo medidas urgentes para encontrar a Diego y conseguir que se le sentencie.

Aunque al salir dijeron no poder dar muchos detalles, afirmaron que van a tener medidas de protección por haber sufrido amenazas y la coordinadora general de Investigación de Delitos de Género y Atención a Víctimas, Laura Borbolla, indicó a medios que “lo primero que hay que hacer es cumplimentar la orden de aprehensión (detención)”.

Fuente: EFE