Tíos asesinaron, quemaron y pusieron los restos de su sobrino en una refrigeradora 

Una pareja fue acusada de asesinar a su sobrino, en México. 

México
México

Más sobre:

México

¡Horror en México! Un niño de cuatro años fue golpeado, quemado y su cuerpo puesto en una refrigeradora por sus tíos cuando su madre lo dejó encargado-al menor y a su hermano-, en la colonia Otilio Montaño del municipio de Jiutepec, en el estado de Morelos. 

Cuando la madre regresó para reclamar a su hijo, los tíos mintieron al decir que el menor les fue arrebatado cuando estaban caminando por la calle. Sin embargo, el hermano que sobrevivió contó lo sucedido a su abuela y la policía detuvo a la pareja. 

Arturo y Karina Guadalupe son los culpables del asesinato del niño de cuatro años. Aunque en un principio se negaron a decir el paradero del cadáver del menor, luego indicaron que pusieron los restos en la refrigeradora. 

Este martes se localizaron los restos del niño luego de que Policías de Investigación Criminal realizaron la investigación, en México. 

En setiembre pasado, la madre de dos menores de 4 y 5 años de edad, encargó a los menores a el cuidado a su hermana, pero cuando regresó su familiar le dijo que unos delincuentes se llevaron al niño. 

Días después, el hermano del menor contó a su abuela materna, que su tío Arturo le había pegado a su hermanito, lo que provocó sangrado por la boca y oído, y luego sus tíos le prendieron fuego en el patio de la casa. La mujer, aterrorizada, presentó la denuncia ante la policía. 

Al conocer sobre la acusación de la abuela, los tíos encargaron la refrigeradora a un vecino, indicando que se cambiarían de domicilio y que luego la recogerían.  

Sin embargo, nunca reclamaron el electrodoméstico, el vecino, quien confiaba en los asesinos, conservó la refrigeradora en el patio de la vivienda, sin sospechar que dentro se encontraban los restos del niño. 

Debido a las altas temperaturas en México, de la refrigeradora comenzó a emanar un olor fétido y el vecino avisó a la policía. Al abrirlo encontraron seis bolsas en capas con el cuerpo sin vida del menor.

Ahora Arturo y Karina Guadalupe enfrentarán el proceso judicial por asesinato de su sobrino, en México. 

Ir a portada