Nueva Zelanda: Testigo de la masacre revela que un hombre le quitó arma al atacante y lo hizo huir de la mezquita

Héroe anónimo, que sería el vigilante de la mezquita de Linwood, en Nueva Zelanda , le hizo frente al atacante y lo hizo correr del templo. 

Facebook
Masacre en Nueva Zelanda
Facebook
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda
Masacre en Nueva Zelanda

Más sobre:

Nueva Zelanda

¡Hablan los sobrevivientes! Un hombre que salió ileso de la masacre de Nueva Zelanda que se llevó la vida de 48 personas reveló que un sujeto, que aún no ha sido identificado, le hizo frente al atacante, le quitó su arma y lo hizo correr de la mezquita. 

Syed Mazharuddin, testigo de la masacre acontecida en la mezquita de Linwood de Christchurch, en Nueva Zelanda, dijo al diario The New Zealand Herald, que un joven que generalmente cuida el templo, se enfrentó al atacante australiano. 

Según su testimonio, el sujeto se abalanzó contra el atacante, tomó su arma y luego lo sacó de la mezquita para evitar que siga cobrando más vidas. "El héroe intentó perseguirlo... corrió detrás de él, pero había gente esperándolo en el auto y huyó", dijo Mazharuddin.

Por otro lado, otro sobreviviente de la masacre de Nueva Zelanda dijo al mismo medio que otro sujeto intentó quitarle el arma al atacante, pero este le disparó 'de inmediato'. El mismo testigo aseguró que el australiano abrió fuego contra varios ancianos que estaban orando en la mezquita. 

Cabe indicar que un total de siete personas perdieron la vida en la mezquita de Linwood. Otras 41 murieron en la mezquita de Al Noor, ubicada a unos cinco kilómetros de la primera. Al momento, 48 personas, incluidos niños, vienen siendo atendidos en los centros médicos por heridas de bala.

Masacre en Nueva Zelanda. 

Ir a portada