Esta afección hace que diferentes partes del cuerpo se inflamen, incluidos el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos u órganos gastrointestinales. (GETTY IMAGES)
Esta afección hace que diferentes partes del cuerpo se inflamen, incluidos el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos u órganos gastrointestinales. (GETTY IMAGES)

Un reciente estudio, realizado en Londres, arrojó que algunos niños que sufrieron del MIS-C, una grave enfermedad inflamatoria asociada al , están presentando síntomas neurológicos. Esta enfermedad hace que diferentes partes del cuerpo se inflamen, incluidos el corazón, los pulmones, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos u órganos gastrointestinales, según los Centros para las Enfermedades de Prevención y Control (CDC) de .

MIRA: Sagasti: continúan negociaciones para que nuevo Gobierno tenga vacunas contra el COVID-19 para 2022

En un análisis del CDC, publicado el 6 de abril en , los investigadores encontraron que la mayoría de los pacientes con MIS-C estudiados no experimentaron síntomas de COVID-19 cuando dieron positivo a la infección.

Sin embargo, cuando los pacientes desarrollaron posteriormente la afección inflamatoria, generalmente en un período de tiempo de dos a cinco semanas después, la fiebre fue uno de los síntomas más comunes que encontró el análisis.

El estudio analizó casi 1.800 casos de MIS-C reportados a los CDC entre marzo de 2020 y mediados de enero de este año. Incluyó a jóvenes de hasta 20 años, aunque la mayoría eran menores de 15 años. Más de la mitad de los niños afectados por la inusual condición posterior a la infección finalmente recibieron atención hospitalaria intensiva.

Los casos notificados de MIS-C hasta el 29 de marzo totalizaron 3.185 pacientes e incluyeron 36 muertes. El estudio fue el análisis más grande hasta la fecha sobre casos estadounidenses del síndrome y refuerza la evidencia de que se trata de una respuesta inmunitaria retardada al coronavirus.

En una investigación preliminar separada, más de la mitad de los niños de un pequeño estudio que desarrollaron MIS-C. (Foto de Luis ACOSTA / AFP).
En una investigación preliminar separada, más de la mitad de los niños de un pequeño estudio que desarrollaron MIS-C. (Foto de Luis ACOSTA / AFP).

Casi un tercio tenía inflamación del corazón u otra afectación cardíaca. Estos síntomas fueron menos comunes entre los niños de hasta 4 años, quienes también tenían menos probabilidades de requerir cuidados intensivos que los niños mayores.

Problemas neurológicos

En una investigación preliminar separada, más de la mitad de los niños de un pequeño estudio que desarrollaron MIS-C también informaron síntomas neurológicos por primera vez. Los hallazgos se compartieron el martes como parte de una presentación en la reunión anual de la Academia Estadounidense de Neurología.

Los investigadores revisaron los registros de pacientes de todos los niños menores de 18 años ingresados en el Hospital Great Ormond Street en Londres entre abril y septiembre de 2020, que cumplieron con los criterios para MIS-C.

Más de la mitad (24 de 46 niños) con la enfermedad inflamatoria también tenían síntomas o signos neurológicos que no habían experimentado anteriormente. Veinticuatro pacientes tenían dolores de cabeza y 14 personas desarrollaron encefalopatía, que es una enfermedad del cerebro que puede conducir a un estado mental alterado y dejar a uno con una sensación de confusión.

Seis pacientes experimentaron alucinaciones, cinco sufrieron problemas de coordinación y tres niños tuvieron problemas con sus nervios periféricos, dijeron los investigadores. Un niño experimentó convulsiones.

Los niños con síntomas neurológicos también eran más propensos a necesitar un ventilador y medicamentos para ayudar a estabilizar su circulación sanguínea que los niños sin tales síntomas.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR