Londres empieza a relajar sus restricciones y desde el lunes 29 de marzo hasta seis personas (o dos familias) pueden reunirse en espacios al aire libre. (Foto: Reuters)
Londres empieza a relajar sus restricciones y desde el lunes 29 de marzo hasta seis personas (o dos familias) pueden reunirse en espacios al aire libre. (Foto: Reuters)

De acuerdo con la BBC, ha sido escenario de alrededor del 12% de las 127 mil muertes por coronavirus en y fue el epicentro de la primera ola de la en 2020. En el apogeo de esa ola, en abril del año pasado, se registraron en la capital británica alrededor de 230 muertes relacionadas con el virus por día, señala el medio.

MIRA: Coronavirus: ¿En qué fase se encuentran las vacunas que se desarrollan en América Latina?

A pesar de ese escenario adverso, el pasado domingo hubo oficialmente cero decesos por coronavirus en Londres. ¿Cómo se revirtió la situación? Por un lado, ha sido fundamental la campaña de vacunación. De acuerdo con el Gobierno, 30.6 millones de personas ya han recibido al menos una dosis de vacuna y más de 3.8 millones ya han sido inoculadas con las dos dosis requeridas. Además, y más importante, el estricto confinamiento hizo su parte.

Medidas

No ha sido fácil para los británicos, y en especial para los londinenses, lidiar con la cuarentena. Antes de la Navidad, la población ya se había enfrentado a dos confinamientos. Uno en noviembre había ayudado a reducir las cifras de contagios. El Gobierno planteó entonces la posibilidad de que la población pueda viajar y reunirse con familiares por las fiestas.

Sin embargo, en los días previos a las celebraciones de fin de año, las autoridades veían un alarmante crecimiento de infecciones y muertes, provocadas sobre todo por la aparición de una nueva variante del coronavirus (posteriormente bautizada como la “cepa británica”). Esto llevó a Johnson a anunciar nuevas medidas de confinamiento para Londres y el sureste de Inglaterra, una semana antes de la Navidad.

Muertes semanales por COVID-19 en hospitales de Londres. (Greater London Authority)
Muertes semanales por COVID-19 en hospitales de Londres. (Greater London Authority)

Después de las vacaciones, el primer ministro estableció una tercera cuarentena a nivel nacional. “Con todo el país ya bajo medidas extremas, está claro que tenemos que hacer aún más, juntos, para mantener esta variante bajo control mientras se distribuyen las vacunas. Necesitamos hacer un confinamiento nacional que sea lo suficientemente rígido como para contener esta variante”, dijo entonces.

Johnson no mentía. Se cerraron escuelas y comercios no esenciales y se impusieron restricciones de viaje, tanto dentro del país como con el extranjero. Fueron medidas duras, pero que a la larga ayudaron a reducir los casos.

Al comenzar la semana, los ingleses respiraban una limitada pero merecida libertad. El Gobierno permitió otra vez las reuniones en pequeños grupos y retomar los deportes al aire libre. “Solo gracias a meses de sacrificio y esfuerzo podemos dar hoy este pequeño paso hacia la libertad y debemos proceder con cautela”, señaló el primer ministro, Boris Johnson, en una rueda de prensa televisada, al anunciar el relajamiento de las restricciones.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR